Zumby Pixel

PARA TI…

Por: Martha Elsa Durazzo/El Dictamen

Publicado 14 octubre 2018 el 14 de Octubre de 2018

por

Por: MARTHA ELSA DURAZZO M./El Dictamen

Cuando tornan de color las verdes hojas, va arribando el otoño… Para Ti, gracias a este espacio que nos brinda EL DICTAMEN, Decano de la Prensa Nacional, puedo presentarte una muestra del trabajo del poeta. Ramón Olivares…

Hasta la próxima, D.M..

 

Ramón de Jesús Hernández Olivares. Veracruz, Ver. Danzarín y poeta.

**************************************

LA NOCHE

 

Un sentimiento que lastima,

eco apagado dentro de mi voz,

por los recuerdos de la brisa

y los mensajes de estrellas fugaces.

 

La soledad tiene el  color

de mis ojos de tristeza,

y mis labios  texturas  olvidadas

de tus cálidos besos.

 

Está triste la noche,

abro mi ventana y escucho a los grillos,

y solo se escuchan ecos de fantasmas.

 

Manecillas imaginarias se colocan

en mi pecho, rompiendo mis ansias,

un sentimiento fluye en el alma,

y sin sabores en mis lágrimas .

 

Busco tu perfume en cartas olvidadas

por el tiempo,

silva el viento melodías nostálgicas

de una tarde de playa.

 

Un manto de estrellas me cubre,

cuida las ilusiones  ¿Y yo? Enloqueciendo,

queriendo hilvanar con mi sangre tu nombre.

 

************************************************

       DISTANCIA

 

Hoy acudes a mí para sentarte en esta mesa,

observas mis ojos que aún cerrados,

perciben los colores de un campo de  girasoles

extasiados bajo el sol.

 

He de pensar en esos caminos que el tiempo

ha marcado este destino,

sentados en esta mesa crujiente y vieja

tomas mi mano que tiembla, que sufre.

 

Entre mi rostro cubierto y el tuyo

solo existió la distancia de un suspiro,

percibí tu aroma a lavanda  y mis latidos

se detienen para crear el silencio.

¡Bendito recuerdo!

 

Tomaste mi hombro cansado de los días

y el peso de los recuerdos,

transformaste en momento sublime

en mi memoria de  nuestro último baile.

 

Entre tus labios y los míos

y sin temor a equivocarme la distancia fue

una ferviente sed,

tocamos nuestro rostro con huellas del tiempo

que el viento ha besado.

 

Acortaste la distancia entre montañas  bautizadas

por copos de nieve,

prometiste volver y besar mis labios

y romper…  el hechizo del tiempo.

 

*****************************************************

                 LA VOZ

 

En mi mente suenan las gotas

cayendo en  hojas de margaritas,

cocuyos en danza febril en el reflejo cristalino

del cántaro de tus manos.

 

Aun en el silencio, palabras de antaño

que atraviesan el alma,

son tan solo sonidos celestiales de recuerdos

bajo la luna de noviembre.

 

El eco de la voz… apaga las velas

y siento tu presencia cercana,

mi alma se aquieta en silencio

y escucha destellos poéticos.

 

Sonríen las sombras de la noche

escondidas en cortinas de encaje,

y los girasoles dormidos,

al compás de tu sonrisa se inclinan.

 

En el silencio tu voz será el sonido del violín

que en sus bemoles lloran humedeciendo

la partitura de tu tesitura.

Voz que llora.

 

**********************************************

   NIÑA DE OTOÑO

 

A paso lento caminas por el universo

que te ha preparado uno, de hojas multicolores,

son segundos del otoño que se deshoja

entre colores naranja, café y ocre.

 

Ataviada de destellos de topacio,

sutil y perfumada por el viento,

es tu piel lozanía perfecta

y tus risos listones dorados.

 

Vuelan las mariposas monarca,

y los cocuyos cantan,

en el río las ranas croan su himno de media noche

y  crujen en tus pies hojas de una estación perfecta.

 

Los árboles susurran al viento tu belleza

para ir impregnándolo en sus vórtices,

con lluvias y tormentas,

el tiempo se deshoja

 

Caen la ramas de los árboles

tejiéndote una corona,

eres la princesa de sus bosques,

y de sus cuentos.

 

Es tan bello tu entorno

que descansas sobre hojas  naranja y ocre,

y miras el cielo perfecto

cuando se viste de  universo.

 

Y susurras sutilmente al otoño

que dormirás…mientras dure el invierno.

 

*************************************************

   ABANDONO

 

Mis pies se humedecen por la caricia

de las olas,

navego con mi vista en ese horizonte

de colores  febriles,

y habito sólo en ese universo que calla,

que lamenta no escuchar  cuando le cantas

al amor… en el viento.

 

Etéreas ninfas acuáticas se posan

en el vacío de mis manos inquietas,

y por tu abandono, húmedas de tristeza,

y las olas me despojan de mis ropas de lino,

frágil textura de pétalos,

el mar conoce la desnudez de mis ansías

que amainan su paso a la caricia de las olas.

 

En mi abandono, toco mi rostro para no

perder el recuerdo de mi esencia,

mis labios húmedos en vórtices envían

besos a la luna,

callada y ausente de mis sueños,

abismos en mi pecho, voces que desgarran

latidos que se apagan al ritmo de la tristeza.

 

Sentado en la blanca arena

mis dedos contaron recuerdos escritos,

ausencia de alegrías, manto de tristezas

sabor a mar.

US - US -