Zumby Pixel

Gracias a la muy oportuna intervención de la secretaría del otoño

El clima templado a fresco que nos trajo este viento, hizo a la población tomar un respiro
Foto: Agencias

Publicado 18 octubre 2018 el 18 de Octubre de 2018

por

Finalmente y afortunadamente llegó el otoño a Veracruz. Desde el día martes pasado al mediodía comenzó a soplar un muy perceptible “norte”, que llegó con lluvia tenue y ¡Refrescó el ambiente! Ahora solo esperemos que, con eso que estamos imbuidos en la explotación de todo lo negativo para más impacto visual o auditivo, no nos vayan a salir los medios explotadores de la catástrofe de que el “NORTAZO” hizo que se saliera el mar. Y, por ejemplo, en TV, se vayan al clásico “rincón de las tormentas” (donde comienza el malecón, frente al hotel “Mar y Tierra” –ahí, en esa esquina, por la posición de la infraestructura, la menor brisa encrespa el agua del mar) y saquen la misma foto de siempre donde se ve el agua volar por encima del muelle y digan que el viento estuvo mortal y causó grandes estragos entre la población, sobre todo en el sector más vulnerable de la misma.

El clima templado a fresco que nos trajo este viento, hizo a la población tomar un respiro, pero sobre todo, que por el no uso de los aparatos de aire acondicionado (por las altas temperaturas ahora hasta la población vulnerable los usa cuando menos en la recámara), esperemos la Comisión Federal de Electricidad deje de causar (¡Aquí sí!) la catástrofe de que siempre es ocasión con los cobros exagerados que arbitrariamente efectúa por el uso o el no uso de la energía eléctrica (aquí estamos como aquello de: “… he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión”. O sea, de que te joden ¡Te joden!), alterando los cobros a favor de la “Empresa de Clase mundial”.

LA CFE Y HACIENDA, NOS TRAEN PEOR QUE JODIDOS

Sin duda alguna, aquí sí, el catastrofismo ocasionado entre la población por la CFE ¡Este sí, además de letal y efectivo!, trae pendejos y de capa caída a todos los mexicanos que pagan la “luz” (podríamos definirlo como un “gasolinazo bimestral”), no la dorada burocracia, la cual vive gracias a los pendejos cautivos que ad ovo y religiosamente debemos pagarla, incluida obviamente la que de “ñame” consumen los “próceres” de la Dorada Burocracia (¡¿Hasta cuándo Dios mío?!).

MI CUATE BARLETT SÍ HARÁ QUE PAGUEN TODA LA BOLA DE PARÁSITOS

Ojalá y el “Amor y paz” de AMLO no incluya la permisividad de que los grandes políticos y “personajes” de la nación mexicana se vayan lisos sin pagar el enorme consumo de energía eléctrica que efectúan, pues la CFE depende directamente del Ejecutivo y aquí sí, AMLO podrá apergollar a la bola de parásitos a los que Juan Pueblo les paga la luz.

VOLVIENDO A NUESTROS RICOS OTOÑOS…

Pero, regresando al tema ¡Este es clima otoñal de Veracruz!, de templado a fresco y en ocasiones frío, como lo era y fue hasta llegada la década de los setentas del siglo pasado, cuando el uso de suéteres, chamarras y ropa abrigadora, debía ser sacado de las cajas con naftalina que se guardaban en la parte superior de closets, baúles o roperos, airearla, lavarla y ¡Usarla!

¡Qué rica y reconfortante estación climatológica es el otoño! Sobre todo para los que vivimos en sitios de altas temperaturas.

¡Y EL MAR NO SE SALÍA NI SE HA SALIDO JAMÁS DE SU SITIO!

Los de mi generación y tal vez los un poco más “betabeles” recuerden que las vacaciones escolares eran noviembre y diciembre y la pasábamos más que a todo dar, durmiendo al sonar del aire al pasar por las hendiduras de ventanas o puertas de donde vivíamos cuando hacía “norte” ¿Se acuerdan? Y sobre todo, que siendo niños, con más ganas nos recochineábamos entre las sábanas, sarapes y colchas ¿A poco no?

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

US - US -