Zumby Pixel

Vislumbran una próxima recesión

Deuda pública y envejecimiento, vendrá con ella

Publicado 18 octubre 2018 el 18 de Octubre de 2018

por

La expansión en los países desarrollados dura ya más de nueve años consecutivos, y aunque no hay indicadores que muestren una clara señal de crisis inminente, la recesión no puede estar muy lejos, y  todo indica que las condiciones serán menos favorables que en otras ocasiones para enfrentarla, lo que podría incrementar su daño sobre las finanzas públicas y la economía en general. El ciclo de crecimiento podría estar en su fase final y la deuda pública todavía se encuentra cerca de los máximos marcados durante la crisis, lo que complicará la actuación de los gobiernos en la próxima recesión (ya sea través de los estabilizadores automáticos como la prestación por desempleo o con medidas de gasto discrecionales).

Además deberán lidiar con los costes de una sociedad envejecida y el exceso de riesgos que se han asumido a lo largo de una larga etapa expansiva en la que encontrar rentabilidad ha sido más complejo que otras ocasiones. Los ingredientes del cóctel parecen a primera vista explosivos: recesión económica, una deuda pública elevada, toma de riesgos y un aumento asociado al envejecimiento (sanidad y pensiones) en los países desarrollados.

Las posibilidades se incrementan a medida que el ciclo expansivo madura. La subida de tipos en EEUU, las guerras comerciales, los mayores precios del petróleo, el aplanamiento de la curva, el desapalancamiento de China y el estrés en los mercados emergentes plantean riesgos. Oxford Economics, advierte que las expansiones largas pueden fomentar vulnerabilidades al generar mayor toma de riesgos y complacencia. Los inversores suelen estar acostumbrados a obtener ciertas rentabilidades y en expansiones prolongadas los inversores pueden optar por aumentar su exposición a activos peligrosos ante una menor percepción de riesgo. Pero señalan que no será a corto plazo, que hay un riesgo del 20% de ver una recesión global en los dos próximos años. De cumplirse esta previsión, la economía de EEUU lograría encadenar el ciclo de crecimiento más largo de su historia.

En Fitch creen que el próximo colapso de la economía puede ser duro, comparado con la media. El riesgo de que la recesión sea profunda continúa siendo relevante a la vista de los elevados niveles de deuda. En la Eurozona la deuda pública todavía es de 20 puntos porcentuales por encima de 2007. En EEUU, la deuda pública supera el 100% del PIB, y en 2007 era del 62%. Una nueva crisis dejaría en una situación prácticamente insostenible a muchos países desarrollados.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -