Zumby Pixel

La economía votará en las próximas elecciones en EEUU

Prueba de fuego para las políticas de Trump
La economía votará en las próximas elecciones en EEUU

Publicado 30 octubre 2018 el 30 de Octubre de 2018

por

Las próximas elecciones legislativas en Estados Unidos son cruciales y su resultado determinará el curso de sus políticas económicas del Presidente Donald Trump. Entonces se verá si la desregulación, la rebaja de impuestos y la buena marcha de la Bolsa de Valores han llegado a los bolsillos de todos o sólo a los de unos cuántos. En teoría, el republicano Trump consideró que si las empresas pagan menos impuestos, pueden destinar el ahorro a expandir sus negocios. Ese capital y unos empleados más productivos permitirían un incremento de los salarios. Pero los resultados demuestran que ese beneficio extra lo dedican a recomprar acciones y elevar los dividendos a los accionistas, de allí la buena marcha de la Bolsa.

El incremento de la renta entre la clase media, es mucho más lento que el de los ricos, y los pobres siguen igual que antes. La mayoría de las familias logró recuperar por muy poco el terreno perdido tras la Gran Recesión, hace una década, pero volvieron a emerger patrones que indican un incremento de la desigualdad.

Los discursos electorales de los republicanos no tienen tantos argumentos económicos como tienen los aspirantes demócratas, que cargan diciendo que las políticas de Washington ponen los intereses de las corporaciones por delante de las familias trabajadoras de clase media, en referencia a la serie de deducciones fiscales que se han eliminado o a la que se le pone un máximo para desgravar, mientras que se rebajaron los impuestos a los dueños de negocios. Los republicanos pueden perder por el descontento de las bases más moderadas.

A unos días de las legislativas, los republicanos no pueden contar con la fortaleza de la economía como un activo para asegurarse el control de las dos Cámaras del Congreso. El 10% más rico controla el 85% de las acciones, por lo que se beneficia más que el resto de la buena marcha de Wall Street. Para los estadounidenses más modestos, las ganancias se derivan de lo que rindan sus planes de pensiones y la inflación se come el alza de los salarios. Los grandes ejecutivos, sin embargo, están viendo cómo las pagas se disparan porque sus remuneraciones están vinculadas al rendimiento bursátil de sus compañías.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -