Zumby Pixel

Tesoros escondidos y malditos en México

Publicado 16 octubre 2018 el 16 de Octubre de 2018

por

Por: Rosalía Uribe

Cuando hablamos de tesoros nos viene a la mente grandes riquezas de todo tipo y una aventura. Los tesoros son un elemento importante de diversas narrativas, embarcando a los protagonistas en grandes aventuras mientras siguen un mapa que los lleva a riquezas inimaginables. La “X” marca el lugar.

En la vida real también existen tesoros cuyas riquezas han obsesionado a muchos a lo largo de generaciones. En México estos pueden tratarse de botines piratas, riquezas aztecas, joyas de la nobleza y demás. Dichos tesoros fueron escondidos por sus dueños por el temor a que cayeran en manos de otros. Son tantos los que han tratado de encontrarlos y fallado que han llegado a considerarse como leyendas.

El tesoro la Noche Triste/ El tesoro maldito de Moctezuma

Cuando los españoles se establecieron en Tenochtitlan, una de las cosas que descubrieron fue un tesoro que tenía el soberano azteca, Moctezuma, en el palacio de Axayácatl. Dicho tesoro estaba compuesto por oro, joyas y diversas piedras preciosas, todo ello en una cantidad que impactó a los conquistadores.

Durante los eventos de la Noche Triste, Hernán Cortés y sus hombres se vieron forzados a huir dejando atrás la joyas aztecas. Cuando volvieron los españoles, esta vez consiguiendo la victoria sobre los aztecas, buscaron el tesoro pero no pudieron encontrarlo.

La razón de ello es que los aztecas aprovecharon la huida de estos para ocultar sus riquezas lanzándolas a la laguna. Aunque los españoles intentaron buscar el tesoro en el agua, solo encontraron una pequeña parte del oro de Moctezuma.

El tesoro de Pancho Villa

En realidad no se trata de un tesoro en concreto sino de varios. Estos tesoros estaban conformados por las riquezas que Villa obtenía de los saqueos que constantemente realizaba a los ricos. Si bien una parte del botín la repartía entre los pobres, la mayor parte de este la guardaba para sí mismo.

Se dice que los tesoros en cuestión fueron enterrados en alguna parte del norte del país, puesto que Villa no podía llevarlos consigo a todas partes. Por ello, los dejaba en un lugar seguro para luego volver por ellos. Sin embargo, se dice que no todos fueron desenterrados y que aún varios se encuentran donde los dejó.

Las leyendas e historias de terror más escalofriantes de otros países

¿Conoces las leyendas de Veracruz?

El tesoro de la peña de Valle de Bravo

Se dice que durante la guerra de independencia varios españoles que vivían en el Valle de Bravo temían ser atacados por los insurgentes y que estos les robaran sus riquezas. Por ello decidieron huir de regreso a España, pero antes de ello enterraron parte de su fortuna en la peña del valle, donde nadie la pudiera encontrar.

Una vez consumada la independencia, enviaron a personas de su confianza para que buscaran el tesoro que habían ocultado. Sin embargo, a pesar de las pistas que les dieron para llegar a este, jamás lograron encontrarlo. Se dice que el tesoro aún se encuentra en el Valle.

El tesoro del Nevado de Toluca

De acuerdo con las leyendas populares, en alguna parte del Nevado de Toluca se encuentra un tesoro. Según las anécdotas este está conformado por dinero y artículos de oro que pertenecieron tanto a la iglesia católica como al virrey de la Nueva España, Juan O’Donojú. El único rastro del tesoro es una carta donde se describe su supuesta ubicación.

La carta, escrita por un hombre llamado Bartolomé Juan del Castillo, relata que el tesoro es parte de los saqueos realizados por él y su grupo de ladrones, quienes realizaron muchos robos en los alrededores del Nevado de Toluca. En una carta aseguraba que entre su botín se encontraban propiedades del virrey.

El tesoro del Cerro Atravesado

Se dice que un pirata llamado Tefall Lamartine ocultó su tesoro en el Cerro Atravesado, en Baja California Sur. El pirata se encontraba viajando con un compañero, y ambos llevaban consigo un cofre que contenía varias piezas de oro. Durante el camino se vieron envueltos en varias discusiones por lo que Tefall, desconfiando de su compañero y lleno de ambición por el tesoro, le disparó mientras éste dormía y cavó un hoyo para enterrar el botín.

Algunos cuentan que por la noche aparece una luz que indica donde se encuentra el tesoro, pero ninguna expedición ha dado resultado. Otros dicen que el fantasma del pirata se aparece por el cerro durante las noches, para espantar a los curiosos que intentan acercarse a su tesoro.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

US - US -