Zumby Pixel

¿Sabes cómo se compone un altar de muertos?

Una importante tradición que los mexicanos celebramos.

Publicado 23 octubre 2018 el 23 de Octubre de 2018

por

Por: Rosalía Uribe

El Día de Muertos es una de las celebraciones más importantes en México. Durante esta festividad los difuntos regresan al mundo de los vivos para visitar a sus familiares. Estos les reciben con ofrendas que consisten en comida, juguetes y objetos que el espíritu apreciaba en vida, todos ellos colocados en aquello que llamamos altar de muertos.

Las familias mexicanas preparan con cariño en sus casas altares diseñados para honrar a sus seres queridos durante los dos primeros días del mes de noviembre. No se puede pensar en una celebración de Día de Muertos sin un altar, pues es una de las piezas fundamentales de la festividad.  Es la representación física de la festividad. Cada quien diseña el altar de la forma que prefiere, después de todo muchos de los objetos agregados dependen de las personas a las que están dedicados. Sin embargo, existen algunos elementos constantes en su composición.

Para empezar, una de las características de su composición es que el altar debe incluir objetos que simbolicen los cuatro elementos de la naturaleza. El aire está representado por el papel picado. Para el agua se colocan bebidas, mientras que las veladoras son una manifestación del fuego. Las semillas están presentes como muestra de la tierra.

El altar de muertos puede ser de distintos niveles. Los más populares son de dos o tres niveles. Aunque la versión elegida puede depender de diversos factores, como el espacio disponible, cada uno de ellos tiene un significado. Un altar con dos niveles simboliza el cielo y la tierra, mientras que un altar con tres niveles añade el purgatorio. Por otro lado, un altar con siete niveles simboliza los niveles que debe alcanzar el alma para lograr el descanso eterno. Son los más elaborados y cada uno de sus niveles debe ir decorado de forma precisa.

Para el primer nivel, el que se encuentra en la parte superior, se coloca la imagen de un santo del cual se sea devoto. El segundo nivel está dedicado a las almas que se encuentran en el purgatorio y su presencia permite al difunto salir de ahí. En el tercero se coloca sal, para lograr la purificación de las almas de los niños que se encuentran en el purgatorio. Para el cuarto nivel se tiene uno de los elementos esenciales de la celebración, el pan de muerto, el cual se ofrece como alimentos a las almas que llegan a nuestro mundo. En el quinto nivel se coloca la comida preferida del difunto, mientras que en el sexto se colocan las fotografías de aquellos a quienes está dedicada la ofrenda. Por último, en el séptimo nivel se coloca una cruz, usualmente conformada por semillas o frutas.

El Día de Muertos es una celebración que une las tradiciones y las creencias de las culturas prehispánicas con elementos de los españoles que llegaron a nuestro país. Varios de los elementos presentes en el altar de muertos, como las figuras religiosas o el propio pan de muerto, son ejemplos de esta mezcla de culturas.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

Con información de México.mx

- US -