Zumby Pixel

Hasta 3 mil pesos cuesta elaborar una altar de muertos

La Catrina, cuyo nombre original es “Calavera Garbancera”, fue creada por el artista José Guadalupe Posadas quien influyó potencialmente en el arte mexicano de nuevas generaciones
Foto: archivo/El Dictamen

Publicado 31 octubre 2018 el 31 de Octubre de 2018

por

El altar de muertos es una ofrenda que se construye en diversos sitios en honor a los fieles difuntos para que ellos regresen ya como almas a disfrutar de lo que les gustaba comer o beber en vida, así también, se le colocan accesorios que solían utilizar o consumir, tales como cigarrillos, navajas, platillos favoritos, entre otros.

Algunos de los elementos que contienen los altares son: veladoras, flores de cempasúchil y la conocida como moco de pavo, incienso, cal, dulces tradicionales como las calaveritas de azúcar y chocolate, tamales, sal, agua, cañas, manzanas, tejocotes, pan de muerto, papel picado, alimentos preferidos por los difuntos, fotografías, hojas de palma y los niveles que pueden ser de siete a nueve.

El altar debe contener el elemento fuego, presentado por las veladoras, el elemento agua por el vaso que se pone ahí, el elemento tierra que es muy importante, y puede utilizarse al elaborar una cruz representada por aserrín, cal, pétalos de flores.

Estos montajes se instalan los días 1 y 2 de noviembre, en donde el primero es dedicado a los difuntos niños y el día 2 a las ánimas adultas, explicó el cronista Ricardo Cañas Montalvo, encargado del Museo de la Ciudad de Veracruz “Coronel Manuel Gutiérrez Zamora”.

“Por eso el día primero se coloca únicamente el altar para los niños, se les pone inclusive, dulcecitos y hasta juguetes, y ya el día dos, todo para los mayores (…) La flor de cempasúchil significa la vida y el moco de pavo, la muerto, o sea, el color, por eso se pone en el elemento viento se ponen también algunos pedazos de papel picado el amarillo – morado”, indicó.

En este tenor, el también historiador reconoció que debido a la difícil situación económica por la que atraviesan diversas familias, en muchos hogares no son colocados o en su defecto, se convierten en un elemento muy austero, lo que dificulta el mantener esta tradición aunado a la influencia de tradiciones extranjeras como halloween.

Activan operativo del Día de Muertos en panteones del municipio porteño

Cosas que no pueden faltar en tu altar de muertos

“Lamentablemente sí y aparte de eso, de la situación económica, siguen poniendo altares, aunque no tan nutrido, por ejemplo, ya no le ponen toda la comida que les gustaba, sino únicamente el pan de muerto que es muy tradicional, la que tiene forma de un ser humano y hay otro que parece una bolita, que es una calavera con los huesitos cruzados y por supuesto toda la fruta como son las manzanas, naranjas, mandarinas”, detalló.

Cañas Montalvo resaltó el sincretismo que en últimas décadas ha retomado fuerza y que es la Catrina, cuyo nombre original es “Calavera Garbancera”, misma que fue creada por el artista José Guadalupe Posadas quien influyó potencialmente en el arte mexicano de nuevas generaciones y fue considerado como un precursor del movimiento nacionalista en las artes plásticas por grandes artistas como: José Clemente Orozco, Diego Rivera, Francisco Díaz de León y Leopoldo Méndez.

“Representaba una burla a la sociedad, a la época porfiriana, por ejemplo. Había mucha gente que era de ascendencia humilde, sobre todo, indígena, y se creían europeos (…) Y también, a la alta sociedad burguesa (…) Guadalupe Posadas donde quiera que descanse, debe de estar orgulloso de haber creado ese elemento y que hoy en día se hizo un perfecto sincretismo con el día de muertos, por eso, muchos jóvenes hoy en día se disfrazan de catrines y catrinas al hacer el altar”, afirmó.

Por su parte, la alumna del Instituto de Alta Cocina y Repostería, Lady Isabel Alfonso Mora, aseguró que sí es costoso actualmente elaborar un altar de muertos y aunque es una tradición muy bonita, no todas las familias pueden ponerla en práctica, por este motivo, en las escuelas o trabajos, entre compañeros se cooperan para que no sea tan gravoso para sus bolsillos el construirla y que esta ofrenda contenga más elementos.

“Son entre 2 mil 500 o 3 mil por cada detalle del tema del que se está hablando porque todo fue muy cuidado el detalle (…) Llegamos desde las siete de la mañana y desde esa hora comenzamos a hacer el montaje (…) Participamos como 25 alumnos de repostería y de cocina internacional”, concluyó.

Cabe mencionar que estos días en las centrales de abasto y supermercados ya comercializan algunos dulces típicos, flores, copales y otros elementos propios, en donde los dulces van desde los $3.00 por pieza hasta $35.00 pesos cada ramos de flores.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

US - US -