Zumby Pixel

Abusa CFE de veracruzanos

El Dictamen ha dado cuenta de los reclamos justificados que distintos sectores han hecho a CFE. Sin embargo, la impotencia que se manifiesta en contra de la paraestatal no es nueva; la mayor parte del tiempo ha sido así con la diferencia de que ahora resulta insostenible.
Foto: Agencias

Publicado 11 octubre 2018 el 11 de Octubre de 2018

por

  • Empresarios y ciudadanos cada vez más asfixiados por las altas tarifas

Christian Valera Rebolledo

El costo de la luz en México está electrocutando a la población y la inconformidad entre empresarios y ciudadanos de Veracruz continúa. Y cómo no, si los recibos de la Comisión Federal de Electricidad registran incrementos de entre un 70  y hasta un 150 por ciento en comparación con el bimestre anterior.

En el día a día, El Dictamen ha dado cuenta de los reclamos justificados que distintos sectores han hecho a CFE. Sin embargo, la impotencia que se manifiesta en contra de la paraestatal no es nueva; la mayor parte del tiempo ha sido así con la diferencia de que ahora resulta insostenible.

En un intento por salvar la imagen el subgerente de Servicio al Cliente de CFE Distribución División Oriente, Eduardo Reynoso León, explicó en su momento que el incremento que sufren los veracruzanos fue establecido por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), y no por la CFE.

Incluso, justificó que se trataban de incrementos normales: “el deslizamiento se sufre mes con mes en relación con el índice de precio productor de la inflación, pero los algoritmos que maneja la CRE son los que ellos liberan, autorizan… eso es normal”.

Los empresarios, perjudicados

Sin embargo, las declaraciones que CFE ha brindado al respecto no llenan a los empresarios y muestra de ello es la Cámara Nacional de Comercio en Veracruz, a través de su presidente, Jesús Muñoz, quien dijo la fórmula de incremento a las tarifas de CFE es muy complicada.

Detalló que cuando tienen una duda y acuden a las oficinas centrales de la paraestatal ni siquiera obtienen un explicación de cómo se origina o se calcula el nuevo monto: “este pago de energía es algo que está afectando severamente a los empresarios y a todos los sectores”.

“Insistimos en que se revisen los esquemas porque finalmente esto es algo que está afectando directamente a la bolsa de los empresarios… tenemos reportes de que ha llegado a un 80 por ciento lo que se ha incrementado, en lo que va del año”.

En tanto, restauranteros adheridos a la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados en Veracruz no solo han levantado la voz, también llevan a cabo cada fin de semana un “apagón simbólico” iluminando sus establecimientos con velas y veladoras.

“Todo esto del incremento perjudica a todos, los bolsillos de los mexicanos. Incluso podría haber despidos de empleados porque los empresarios nos estamos viendo afectados, esperemos que no se den”, advirtió el presidente de la Canirac en Veracruz, Daniel Martín Lois.

De hecho añadió que “esperamos que las autoridades encargadas de los incrementos pongan atención al rubro porque puede haber no solo despidos sino en todas las industrias podrían estar pensando en cerrar, hablamos no de despidos sino de cierre de empresas”.

En Xalapa el presidente del la Unión de Empresarios Hoteleros Región Cultura y Aventura, Marcos Suárez Domínguez, señaló que estos altos costos están completamente disparados y afectan de gravedad los ingresos de los agremiados.

Hizo un llamado urgente a la CRE ya que -a decir de la CFE este organismo es el encargado de tabular los costos-, para que tome en cuenta el grado de insostenibilidad en que han colocado al empresariado veracruzanos con los recientes cobros.

“Los hoteleros nos vemos muy afectados porque los recibos de la luz están llegando fuera de lo normal, nos llegó con un aumento del 150 por ciento de aumento en la tarifa y eso no es lógico. Hemos tenido podo hospedaje”, increpó.

Empresarios veracruzanos siguen con la luz hasta el cuello

Empresarios buscan reunión con próximas autoridades de CFE por altos costos de electricidad

Los ciudadanos, víctimas

Alejandro Rodríguez, vecino de la zona norte de la ciudad de Veracruz, se suma al reclamo. Si bien no cuenta con una empresa sí tiene una familia que sostener y en el tema monetario une su voz con la de la iniciativa privada.

“Mi recibo llegó poco menos de 500 pesos el bimestre pasado, era un costo razonable y similar al que había venido recibiendo. Pero el último recibo llegó por más de mil 300 pesos, es decir, casi dos veces más y sinceramente no entiendo el por qué, creo que nadie lo entiende”, expuso.

Remató: “podría cortar ciertas actividades que como familia realizamos para mantenernos unidos, alegres, pero no es justo que deje de llevar a la familia al cine o a comer, que nos privemos de esos privilegios para ir y pagar el recibo de la luz. Hago el llamado para que esto se detenga”.

Esther Valdivieso, secretaria con domicilio en el Fraccionamiento Las Vegas, en Boca del Río, coincide en que su recibo de CFE subió considerablemente de un bimestre al otro si bien le toca pagar mil 758 pesos anteriormente su pago fue por 823 pesos.

“Solo ellos saben qué es lo que están haciendo o cómo es que ellos miden realmente cuánto gasta uno de luz. Nosotros sabemos que pasan a tomar lectura, pero en realidad el cobro es cuantioso y la casa no tiene muchos aparatos, el clima lo encendemos solo por las noches para dormir.

Al igual que Alejandro, Esther considera que las altas tarifas de comisión están afectando su economía familiar: “es que pagado eso estoy dejando de comprar otras cosas, o estoy obligada a dejar de salir. Si tenía pensado ahorrar un poco, me dejan en bancarrota la verdad”, puntualizó.

Fuente crítica

Un trabajador de CFE habló a razón de anonimato y en su entender explicó que en los últimos cinco años las tarifas eléctricas incrementaron 8.5% anual en Veracruz, teniendo años con un repunte importante -como lo fue de 2014 al 2015 y 2017 al 2018-, en donde el DAC subió hasta un 12 por ciento.

“Ojo es importante que consideren que una cosa es el incremento y otra la eliminación del subsidio. Es decir, cuando el subsidio se elimina -varía por zonas-, se le suma el porcentaje de incremento natural, entonces para un usuario podría alcanzarse un incremento de recibo a recibo que podría alcanzar hasta el 70 por ciento”.

En este sentido, explicó que “la empresa se escuda en que sólo aumentó lo que la CRE especificó, pero no considera el subsidio que al quitarlo dispara todos los recibos de la zona. Si haces una sumatoria simple, estamos hablando que de 2012 al 2017 la electricidad aumentó en más de un 40 por ciento”.

Incluso resaltó que “En las zonas ricas te puedes topar con gente cuyos recibos le pueden estar llegando de 20, 30, 40 o 50 mil pesos porque para ellos se le acumula el incremento global, más el 12 por ciento del DAC, más la eliminación del subsidio, más el excedente natural por las dimensiones de las casas y el clima”, concluyó.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

US - US -