Zumby Pixel

Golean a los Tiburones Rojos en el debut de Juvenal Olmos en el banquillo

La Máquina Celeste del Cruz Azul gana 4-1 en el Estadio Azteca.
Foto Club Tiburones Rojos.

Publicado 01 septiembre 2018 el 01 de Septiembre de 2018

por

Los Tiburones Rojos de Veracruz se regresaron de la capital mexicana con la canasta llena.

El líder invicto del torneo, Cruz Azul, no tuvo piedad y demostró porque si es candidato al título al derrotar categóricamente a los escualos en un Estadio Azteca que sigue luciendo un pésimo estado de terreno de juego.

Al minuto 13, Osmar Mares salió del campo y su lugar lo ocupó Carlos Esquivel, eso cambió el esquema, por cierto defensivo como presentación de Juvenal Olmos, quien ya estuvo en el banquillo escualo (aunque Hugo Chávez es uno de sus auxiliares).

La resistencia de Veracruz aguantó 32 minutos hasta que Roberto Alvarado abrió el marcador en un gol que debió ser invalidado debido a que la redonda había salido del terreno de juego. Era el 1-0.

Para el segundo tiempo se fue Ronaldo Prieto, quien sumó minutos de menor para los escualos y su lugar lo ocupó Diego “El Puma” Chávez.

En la reanudación, los pupilos de Olmos apelaron al orgullo y a base de coraje consiguieron una pena máxima sobre el “Polaco” que fue bien ejecutada por Bryan Carrasco quién con total frialdad engañó a Corona y colgó el 1-1 parcial.

Gol que no debió contar aventaja a Cruz Azul sobre Tiburones Rojos

Ricardo Moreno campeón del Torneo Internacional de Marlín y Atún “Gulf Marine 2018”

 

Tras el empate, Christian Menéndez tuvo la oportunidad de conseguir la ventaja porteña, pero no corrió con fortuna.

Quien sí lo hizo fue Elías Hernández probó suerte de larga distancia y contó con la colaboración de Gallese para subir al luminoso el 2-1 cementero que sepultó la esperanza veracruzana.

Al 59 de acción salió Toño Martínez por Veracruz y entró el otro Joe Abrigo.

En una descolgada, Murillo no aprovechó que a Flores se le fue la pelota y quedó mano a mano con Corona, sin embargo estrelló su disparo en la humanidad del cancerbero mexicano.

En los últimos 20 minutos Cruz Azul encausó su nuevo triunfo. Primero apareció Caraglio aprovechando los errores defensivos para ampliar la ventaja, pues era el 3-1.

Pero faltaba más y un autogol de Rodrigo Noya puso cifras definitivas para el 4-1.

El parón de fecha FIFA servirá para que Olmos prepare el compromiso de la siguiente jornada donde Veracruz recibirá a los Diablos Rojos de Toluca, en tanto Cruz Azul sigue como líder invicto del Apertura 2018.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ

- US -