Zumby Pixel

Desde la Pecera: ¿Para qué los refuerzos?

El comentario de Domingo Vázquez Henry en El Dictamen.

Publicado 24 septiembre 2018 el 24 de Septiembre de 2018

por

Hace no mucho, en 2015, los Tiburones sorprendieron al balompié nacional con refuerzos, que pese a no ser conocidos, rindieron al máximo nivel y entregaron muchas alegrías a la afición jarocha, que partido tras partido llenó el ‘Pirata’ con el corazón repleto de esperanza.

Han pasado tres años y de dichos refuerzos no queda nada. Furch ya saboreó la gloria de la Liga MX al ser campeón con Santos y actualmente atraviesa por su mejor momento futbolístico al ser el máximo rompe redes del Apertura 2018.

Nombres como Daniel Villalva o Gabriel Peñalba se fueron disolviendo en lo que fue un buen año futbolístico de la mano de Carlos Reinoso. Ahora con Mario Trejo encargado de afilar los dientes a los Tiburones, ha fallado en sus decisiones.

Lautaro Rinaldi llegó,  y para no variar, sin papeles. Y para hacer más grande el circo, en su estreno como delantero de los Tiburones jugó 46 segundos de un amistoso contra Orizaba. En tanto que Luis Caicedo gozó de la titularidad en su primera oportunidad y entregó el penal con el cual Toluca venció a los escualos.

Juvenal Olmos elogió a sus jugadores

“Pudimos ganar el partido”: Cristian “Polaco” Menéndez

Carrasco, quién llegó con etiqueta de goleador desde la liga chilena, no ha encontrado un puesto donde logre brillar. Con Memo Vázquez jugaba como volante o extremo pero en su discurso ‘me estoy adaptando’ se defendió en sus primeras exhibiciones con los jarochos. Ahora con Juvenal, el andino debe rifarse en la defensa para suplir la baja de Osmar Mares y cumplir con las ideas exóticas de Olmos.

De Abrigo ni hablamos, portaba la ‘10’ en el Audax Italiano, se decían muchas cosas de él, pero su carrera en los Tiburones culminó antes de siquiera empezar. Joe no ha pesado en los partidos que ha disputado pese que ha registra un gol.

Otros nombre que llegaron para reforzar la limitada plantilla de los Tiburones tampoco han gozado de oportunidades. Luis Miguel Noriega, que en su momento visitó la playera nacional, le toca comer banca mientras observa como Olmos prefiere a Noya para jugar en la medular.

Esperemos que cuando debute Rinaldi nos sorprenda a todos y no resulte otro Vuletich más. Nos leemos el siguiente lunes.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ