Zumby Pixel

Para alusiones personales

Esto iba acompañado de un desfile majestuoso coloreado de papelitos con los colores de la bandera

Publicado 13 septiembre 2018 el 13 de Septiembre de 2018

por

Por: Mormargu

Aún no toma posesión Andrés Manuel López Obrador al cargo de Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos y sus cercanos ya hablan de regresar el “Día del Presidente” el día 1 de septiembre.

Desde el 2009, el 1 de septiembre dejó de sera aquel día de asueto, en donde el jefe del Ejecutivo se presentaba ante el Congreso de la Unión y leía un inmenso e interminable texto que hablaba de las delicias y logros de su gestión.

Esto iba acompañado de un desfile majestuoso coloreado de papelitos con los colores de la bandera. Hoy se entrega el texto ante el Congreso por parte del Secretario de Gobernación y posteriormente se realiza un acto en Palacio Nacional que convoca a los cercanos al Presidente.

Hay que recordar que este antecedente se remonta al 2006, cuando los diputados federales del PRD y PT impidieron a Vicente Fox hacer el acto protocolario.

En ese año encabezaba la presidencia de la Mesa Directiva el panista Jorge Zermeño, que ante la ocupación de la tribuna camaral pidió a la secretaría general recibir el Informe escrito del presidente Vicente Fox, quien esperó un minuto en el lobby del recinto.

Me retiro de este recinto: Fox

El Presidente de la República, rodeado por centenas de militares del Estado Mayor Presidencial (EMP), entregó el paquete y dijo que acudía a la sesión de apertura de sesiones del Congreso como establece el artículo 69 constitucional, pero “ante la actitud de un grupo de legisladores que hace imposible la lectura del mensaje que he preparado para esta ocasión, me retiro de este recinto”, enfatizó.

Sus palabras fueron transmitidas al salón de plenos, pero las bancadas perredistas pitaron los 128 silbatos de árbitro, modelo Fox 40 classic, que compraron en una tienda de deportes, y el ruido fue tal que la voz del mandatario se diluyó.

Pero léalo bien querido lector, en los pasillos de San Lázaro ya se habla de regresar el informe presidencial, que en otros tiempos dio lugar a intensos debates especialmente desde 1997 cuando el Congreso perdió las mayorías de partido.

Ahora los morenistas señalan que “con la transición democrática” y la llegada de AMLO al Ejecutivo Federal, se abre la posibilidad de que este ritual se transforme en un verdadero ejercicio de rendición de cuentas horizontal y vertical y que contará los siguientes elementos:

1.- Los informes presidenciales sirven para informar “el estado de la administración pública”. Idealmente, el Presidente tendría que presentar el balance de los avances, los logros, los obstáculos y los problemas que sucedieron en el año.

2.- Un verdadero ejercicio de contrapeso: El informe también es un ejercicio del control parlamentario, porque consiste en un acto republicano con el que el jefe del Poder Ejecutivo rinde cuentas a la nación, por medio de los representantes populares.

Bajo estos supuestos existe la posibilidad de establecer un diálogo en el cual se dé verdaderamente cuenta de qué y cómo se tomaron las decisiones y que nosotros, a través de nuestros representantes tengamos la oportunidad de cuestionar e indagar más al respecto de lo informado.

Creemos que la responsabilidad es compartida, señalaron nuestros entrevistados…..es cuánto…

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -