Zumby Pixel

China reduce impuestos para reactivar la economía

La receta más vieja del liberalismo occidental
Con préstamos China Cihesiona a economías vecinas

Publicado Hace 21 días el 03 de Septiembre de 2018

por

Para competir exitosamente con Occidente solo hay un camino: adoptar sus propias recetas, por lo que China aprobó una reducción fiscal de 6.600 millones de dólares (45,000 millones de yuanes) para animar a su economía. La decisión se toma cuando libra una guerra comercial con Estados Unidos, en iniciativas presentadas en una reunión del Consejo de Estado chino  que presidió el jueves pasado el primer ministro Li Keqiang.

La reducción incluye  exenciones fiscales a industrias que han tenido que detener su producción debido a excesos de capacidad, así como mejoras en los reembolsos a las exportaciones.

También se expandirá la exención del impuesto sobre el valor añadido a los intereses de prestamistas a pequeñas y medianas empresas con una cuota de hasta 10 millones de yuanes (hasta ahora sólo se aplicaba por debajo de los 5 millones) entre el 1 de septiembre y finales de 2020. Otra medida en la misma dirección eximirá de impuestos por ingresos empresariales durante tres años a las instituciones extranjeras que invierten en el mercado interno de bonos.

Las medidas se enmarcan en una política fiscal proactiva que ha tomado China en los últimos años para evitar un aterrizaje brusco de su economía, que ya no crece a doble dígito como en la pasada década pero sigue haciéndolo a tasas superiores al 6 por ciento, que podrían proyectarla al primer puesto mundial en esta década o la siguiente.

Vale la pena recordar que en China los Impuestos sobre las sociedades son del 25%, las empresas pequeñas es 10-15% y las empresas de alta tecnología 15%, mientras que en México el Impuesto sobre la Renta es del 30% para personas morales y del 35% para las personas físicas. Por su parte, en Estados Unidos se hizo recientemente una importante reducción del Impuesto sobre la Renta al 20%. Una reducción similar debería incluirse en la Cuarta Transformación de México, compensando la baja de los ingresos con un aumento en el universo de contribuyentes. Sólo así seremos competitivos.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.