El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), prometió este miércoles esclarecer “el lamentable” caso de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, la noche del 26 de septiembre de 2014 en la ciudad de Iguala (Guerrero, sur).

Al cumplirse este miércoles cuatro años de los acontecimientos, el futuro presidente de México, que tomará posesión el 1 de diciembre entrante, se reunió con los padres de familia de los jóvenes desaparecidos, a quienes dijo que creará la “Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia”, para esclarecer este caso que, además de indignar a la comunidad internacional, considera que hay muchas dudas sobre las investigaciones de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) de México.

“El 1 de diciembre vamos a emitir un decreto para crear, si no se ha hecho, la comisión de investigación, y definir todo el procedimiento que vamos a llevar a cabo hasta llegar a la verdad y a la justicia”, explicó López Obrador.
En declaraciones a la prensa, y al terminar su encuentro con los familiares en privado, dijo que además “se acordó abrir las puertas del próximo gobierno de nuestro país a los organismos internacionales de defensa de derechos humanos que hayan ayudado, contra viento y marea, a que este asunto no fuese cerrado, y nos permitió llegar hasta este momento en que se retoma”.

Durante este encuentro, celebrado en el Museo de Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México, asistió el representante en México de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, y el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México, Luis Raúl González.
La hipótesis gubernamental en torno al caso es que los estudiantes fueron raptados por policías que los entregaron a miembros del grupo criminal Guerreros Unidos bajo la sospecha de que se trataba de integrantes de una organización rival.

A cuatro años de la desaparición de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa

Padres de los 43 normalistas y AMLO se reúnen

De acuerdo con declaraciones de presuntos criminales detenidos por el caso y un estudio pericial, apuntaba que integrantes de Guerreros Unidos habrían asesinado y cremado a los jóvenes en un basurero de la vecina municipalidad de Cocula.

No obstante, los padres de los normalistas rechazan esa versión porque existen dos estudios forenses llevados a cabo por expertos de la CIDH y del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) que descartan tal posibilidad pues en ese basurero no pudo registrarse un fuego capaz de calcinar a los jóvenes.

Para el representante de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), el caso no es sólo una herida abierta, también es un símbolo de las desapariciones en México.
Asimismo lamentó las “deficiencias e inconsistencias” de parte de las autoridades mexicanas responsables de resolver el caso.

“Son cuatro años de portar una dolorosa carga con entereza. Su exigencia firme de justicia ha sido una fuente de inspiración en medio de un camino pedregoso que han sabido transitar con dignidad”, añadió en declaraciones separadas.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.