Zumby Pixel

Este “huevo de dinosaurio” te salvará la vida en caso de terremoto

En caso de un sismo podrías sobrevivir en su interior hasta por 30 días, con provisiones y hasta compartimento para tus necesidades fisiológicas. Es un invento mexicano y es aceptado por la Agencia Espacial de Italia, también por la ONU.
Foto: Agencias

Publicado 20 septiembre 2018 el 20 de Septiembre de 2018

por

Christian Valera Rebolledo

Esta mañana fue presentado a nivel nacional a través de Las Estrellas, durante el noticiero de Paola Rojas, el dispositivo denominado “Cápsula K-107”. Se trata de una especie de huevo gigante creado por mexicanos y encaminado a salvar millones de vidas en el mundo ante catastróficos terremotos.

El creador de este evento -considerado por muchos maravilloso- es el ingeniero Reynaldo Vela, quien durante la entrevista reconoció que la Cápsula K-107 es un invento único a nivel mundial, además es una creación cien por ciento mexicana.

La Cápsula K-107, que en apariencia se trata de un huevo gigante, sirve para que las personas se resguarden en caso de un terremoto y, sí, está inspirada en un huevo de velociraptor debido a que su forma geométrica es más segura para su resguardo.

“Dicho dispositivo aumenta las probabilidades de supervivencia para su tripulante ante una situación de riesgo”, explicó el ingeniero mexicano. Y es que la cápsula es capaz de flotar si es necesario pues su diseño contempla un cierre hermético.

INAH cuenta con 11 proyectos para revitalizar el centro histórico de Veracruz

HAEV realiza simulacro en instalaciones de CAPACITS

Reynaldo Vela, dueño de la patente de K-107, explicó el funcionamiento de la cápsula: “Al sonar la alerta sísmica, el dispositivo se enciende automáticamente, entras al dispositivo, además el artefacto cuenta con todo lo indispensable para sobrevivir ante cualquier catástrofe natural”.

Detalló que la cápsula cuenta con las provisiones suficientes para sobrevivir 30 días y además está construida con materiales de la industria aeroespacial, cuenta con un dosificador de agua, iluminación LED, GPS y un compartimiento para heces fecales.

De hecho, adelantó que se hará una prueba de caída libre con la cápsula: “dejaremos caer la cápsula de 30 metros de altura y veremos cómo actúa el tripulante bajo un escenario de caída libre”.

Cabe destacar que el dispositivo está aceptado por la Agencia Espacial de Italia, también por la Organización de las Naciones Unidas: “con estas aceptaciones y el invento, México se posiciona como un país pionero de un nuevo nicho de tecnologías para tripulantes o seres humanos que se encuentran en situación de riesgo ante algún desastre natural”, puntualizó el ingeniero Reynaldo Vela.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.