Zumby Pixel

“Tiene 13 pero…”: Hollywood y la sexualización de los niños

A pesar de ser menores de edad, ellos son objeto de acoso por parte de la audiencia adulta.
ID

Publicado 07 septiembre 2018 el 07 de Septiembre de 2018

por

Por: Rosalía Uribe

En varias ocasiones se ha comentado sobre las presiones que los actores más jóvenes en Hollywood tiene que soportar para formar parte del medio. Con los escándalos sexuales que rodean a los famosos, así como el auge que han tenido ciertas producciones que ocupan a menores como sus protagonistas, vale la pena preguntarse ¿Está Hollywood creando un ambiente inseguro para los niños?

Series como Stranger Things y películas como It han tenido un gran éxito, ganando fanáticos a montones. Sus rostros se encuentran por todos lados en las medios, pero demuestran ciertas conductas de Hollywood al momento de manejar las imágenes de sus estrellas más jóvenes que resultan, mínimo, cuestionables.

Los medios los describen como “sexys”

Recientemente una revista situaba a Millie Bobby Brown, actriz que encarna el personaje de Eleven en Stranger Things, en una lista titulada Why is TV more sexy than ever? (¿Por qué la TV es más sexy que nunca?) cuando la actriz apenas tenía 13 años (actualmente tiene 14). El hecho es que utilizar la palabra sexy para describir a una niña de su edad la muestra como alguien que puede ser objeto de pensamientos sexuales, especialmente cuando el resto de los famosos mencionados en la portada son retratados con fotografías que destacan su sensualidad.

Pero Millie Bobbie Brown no es la única del elenco que se ha visto enfrentada a situaciones similares. Finn Wolhard, quien interpreta al personaje de Mike Wheeler en la serie, también ha recibido atenciones de este tipo. Durante el panel de Stranger Things para la San Diego Comic Con 2017, el actor fue presentado como alguien con “el mejor nombre porno de la historia”, para la incomodidad de los actores. Otro ejemplo de un comportamiento inadecuado hacia menores en Hollywood es el beso que dio Demi Moore al actor Philip Tanzini, con quien trabajó en la serie Hospital General, cuando ella tenía 19 y él se encontraba cumpliendo sus 15 años.

5 paraísos escondidos en Veracruz que todo ecoturista debe conocer

Siete películas que no tuvieron nada que ver con el libro

El público también contribuye

Tampoco son solo los medios quienes tienen ese tipo de actitudes. El público en general ha sido cómplice de ello, no en vano Finn ha tenido que solicitar a sus fans que dejen de referirse a él con términos como “daddy”. Tampoco es raro ver publicaciones describiendo a la actriz Sophia Lillis, quien es su compañera de reparto en la nueva adaptación de It,  describiéndola como “sexy” aunque ella solo tiene 15 años; comentarios del tipo “sé que Finn Wolfhard tiene 14 pero…” o “Jack Dylan Grazer va a ser muy ardiente cuando sea grande”, dejan mucho para reflexionar sobre cómo tratamos a los menores que aparecen en el medio.

En otra ocasión un hombre publicó una foto de Millie en una premier con el comentario “Millie Bobby Brown ha crecido frente a nuestros ojos (¡Tiene 13!)”. En otra ocasión, la modelo Ali Michael publicó un tweet donde ponía una foto del joven actor con el comentario “No es por ser rara, pero llámame dentro de 4 años”.

Un problema con antecedentes

¿Es esta percepción de los menores como objetos sexuales algo reciente? Tristemente, no. Si bien las situaciones con los niños de Stranger Things pueden haber puesto el tema en boca de todos, lo cierto es que la sexualización de los menores en Hollywood es una cosa que se ha venido dando desde siempre.

Frente a la ola de publicaciones respecto a la actriz de Eleven, Mara Wilson, mejor conocida por protagonizar la película de Matilda, expresó su opinión respecto al tema en un artículo para Elle. La actriz recuerda otras ocasiones en que los medios han realizado publicaciones donde pintan a estas menores como fantasías sexuales, mencionando entre ellas cuentas regresivas por parte de medios para la fecha en que jóvenes actrices, como Emma Watson y las gemelas Ashley y Mary-Kate Olsen, alcanzarían la mayoría de edad. Las implicaciones de esto normalizan la sexualización sobre estas actrices, bajo bromas que implican “esperar a que sea legal” se encuentra una fijación por los menores de edad que resulta preocupante.

Mara describe la carta de un hombre que le escribía “Amo tus piernas” para luego pedirle que le enviara un beso marcado con labial en una tarjeta que anexaba a la carta. También cuenta su incomodidad al ver la gran cantidad de hombres que la esperaban para obtener su autógrafo. Los protagonistas Stranger Things también se han tenido que enfrentar a situaciones de acoso, de acuerdo con las peticiones de Finn Wolfhard para que dejen en paz a sus amigos y compañeros del reparto.

Se hace evidente que a pesar de tratarse de niños o menores de edad, ni los medios ni el público tiene problemas en verlos de la misma forma en que verían a un adulto en el medio. Muchas veces se ha dicho que los niños representan la inocencia del ser humano. En cambio, la forma en que son tratados en Hollywood no es inocente, sino que los hace objeto de las fantasías de adultos que no son capaces de verlos y tratarlos como lo que son, niños.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

US - US -