Zumby Pixel

Congreso local: caro e incapaz

Veracruz tiene la tercera legislatura más cara con 732 millones de pesos de presupuesto
Congreso Local de Veracruz. Foto: archivo /Rafael Vázquez

Publicado 01 septiembre 2018 el 01 de Septiembre de 2018

por

  • Cada diputado tuvo un gasto diario de alrededor de 40 mil pesos

El Congreso local que conforman los actuales 50 diputados resultó caro e incapaz de mejorar las condiciones de vida de los veracruzanos, esto de acuerdo a diversos análisis de organismos nacionales e internacionales como el Instituto Mexicano por la Competitividad (IMCO) o el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

A poco más de dos meses de que dejen sus escaños, los vigentes legisladores pasaron inadvertidos en sus propuestas de ley, siendo más reconocidos por momentos bochornosos como la elección de Marcos Even Torres en el cargo de Fiscal Anticorrupción o en los que prefirieron no enfrentar las decisiones de Miguel Ángel Yunes Linares, a quien tampoco le exigieron respuestas a acusaciones puntuales desde la sociedad civil o los medios de comunicación.

Además de poco productivos, los diputados salieron muy caros, pues el presupuesto por cada uno en 2018 superará los 14 millones de pesos, es decir, un gasto diario que oscila los 40 mil pesos. Datos revelados por el Legislativo dejan ver que seis de cada diez pesos dirigidos a los legisladores se gastan en servicios personales y generales, es decir, en ellos.

Por su parte, en sus resultados, el CIDE precisa que los diputados veracruzanos están entre los menos productivos en cuanto a propuestas que acaben en nuevas leyes o modifiquen las actuales, lo que les deja en peor lugar.

Senadores gastaron 13 mdp en alimentos

Denuncian a presidenta del Congreso por alterar convocatoria para Fiscal Anticorrupción

En la radiografía realizada por el IMCO, se destaca que a pesar de ser una entidad en grave crisis económica, Veracruz tiene el tercer Congreso más caro con 732 millones de pesos de presupuesto, monto ocho veces más alto al de Colima o cinco que el de Yucatán.

Encima, se trata de una de las burocracias más altas, pues emplea a 682 personas, lo que promedia a casi 14 trabajadores por legislador, cifras que sólo supera la Asamblea de la Ciudad de México o su homólogo del Estado de México.

Por último, los estudios precisan que el trabajo legislativo realizado es de los más pobres a nivel nacional, detallando que la mayoría de las comisiones de trabajo no sólo no alcanzaron acuerdos para promover cambios a la ley, sino que ni siquiera se reunieron.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

US - US -