El Dictamen

Seguimos evolucionando, mira cómo será el rostro humano

Ilustración de Néstor Canavarro

“Por supuesto que seguimos evolucionando y cambiando –asegura David Perrett, investigador de la Universidad de Saint Andrews y autor del libro In Your Face: The New Science of Human Attraction–. La dieta está modificándose todo el tiempo y esto también cambia la forma de la cara.”

Nuestro mundo tiene 4.500 millones de años. La vida apareció hace 3.800 millones de años. Y el humano actual, el Homo sapiens, hace apenas 200 mil años. Algo ocurrió entre los 100 mil a 50 mil: una serie de factores que aún se debaten hizo que ese sapiens se transformara en la especie creativa que hoy es capaz de pensarse a sí misma.

“Si nuestro cráneo sigue evolucionando, lo previsible sería que continuase con esa juvenilización en las proporciones craneales, lo que llevaría a una cara más reducida, con órbitas oculares proporcionalmente mayores, un mentón de menores dimensiones y una bóveda craneal más globular y desarrollada.

Ilustración de Néstor Canavarro

Eso sería lo esperable si continúa un proceso que se conoce como neotenia, que quiere decir alcanzar la adultez reteniendo características juveniles”, concluye Paul Palmqvist, de la Universidad de Málaga.

Padres de niño con 24 dedos temen sea sacrificado

El ‘hombre de las 3 caras’ acepta su nueva identidad tras tercer trasplante (FOTO)

“Nuestras caras han cambiado bastante desde el ancestro común que compartimos con los chimpancés hace unos 6 a 7 millones de años. Scott Solomon, profesor del Departamemento de Biociencias de la Universidad de Rice, en Texas “Ese antepasado tenía los párpados como viseras y unas facciones que no permitían distinguir una cara de ejemplar macho o hembra”.

No se sabe con exactitud si somos expresivos porque tenemos un cerebro que nos permite serlo o, por causa de nuestra expresividad, nuestro cerebro se fue equipando mejor, describe el genetista Adam Wilkins, autor de Making Faces.The Evolutionary Origins of the Human Face.

Somos el animal más expresivo de la Tierra

Para el genetista Wilkins, nuestra cara no es usual en la naturaleza. “Nuestros ojos están muy juntos y miran hacia adelante, los arcos dentales humanos son desproporcionadamente pequeños en relación con el resto del cuerpo: tenemos dientes más chicos. Es decir, las características físicas de nuestra cara son inusuales”.

Wilkins soncluye:  “En términos faciales, somos el animal más expresivo de la Tierra, capaces de recrear alrededor de 50 gestos. Eso ocurre porque tenemos un conjunto completo de músculos, los miméticos, que sólo se encuentran en los mamíferos. Por eso, otros vertebrados (un caballo o un perro) no son expresivos facialmente: carecen de la capacidad total de mover su piel sobre sus caras”.

“Hay datos que sugieren que este proceso evolutivo sigue en marcha. Así, la proporción de individuos que ya no forman la muela de juicio, e igualmente la falta de espacio para esta pieza, por reducción de la mandíbula. Eso hace que, al erupcionar esta muela, desplace a los dientes anteriores”, cuenta Paul Palmqvist, catedrático de Paleontología del Departamento de Ecología y Geología, de la Universidad de Málaga.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.