Zumby Pixel

Desmantelan el gobierno de Cuitláhuac

Por: Rodolfo Herrera
Cuitláhuac García Jiménez, gobernador electo de Veracruz.

Publicado 06 agosto 2018 el 06 de Agosto de 2018

por

Tal y como ocurrió en el ocaso del gobierno de Javier Duarte, el World Trade Center podría dejar de pertenecer al Gobierno del Estado y ser embargado por adeudos de 90 millones de pesos, eso ha comenzado a levantar la inconformidad de los empresarios que vieron cómo el Secretario de Turismo inició una cargada para desalentar la inversión.

La descarada franqueza con que el Secretario de Turismo estatal Leopoldo Domínguez Armengual reconoce la grave situación del WTC vuelve a ser objeto de pugnas y controversias, sólo que ahora es el propio Secretario de Turismo, el Notario Leopoldo Domínguez, quien sale a hacer un balance del déficit en su efímera administración, dando a conocer los adeudos del inmueble por lo cual no hizo nada.

Tal parece que con eso pretende desbarrancar cualquier proyecto turístico en el estado, pues es él mismo quien dice que el WTC debe 90 millones, que está muy deteriorado y que están negociando esos adeudos para no ser embargados.

Ningún favor le hace al sector turístico en el estado, pues es el WTC el destino más emblemático para el turismo de convenciones, cuyas ganancias deberían ser para reinvertir en infraestructura del mismo edificio.

Empresarios del ramo turístico, restaurantero, hotelero, gastronómico y naviero, encabezados por el dirigente empresarial Daniel Martín Lois, en una primera instancia salieron en defensa del inmueble en la pasada administración, evitando que el gobierno de Javier Duarte cediera la propiedad al Instituto de Pensiones del Estado.

Hoy, los mismos empresarios del ramo turístico, están esperando que Daniel Martín Lois salga a defender nuevamente el WTC de lo que parece otro peligro inminente, que el Gobierno del Estado lo ceda a otra instancia, dejando con ello en el desamparo el proyecto turístico para la próxima administración, donde por cierto los turisteros no quieren más experimentos, ni notarios ni académicos en un área que puede llegar a ser el soporte económico para el desarrollo de la entidad.

Martín Lois, cabeza del mismo grupo con el que el gobernador Electo Cuitláhuac García se reunió para anunciar el festival de la salsa, podría volver a encabezar ese movimiento empresarial que va creciendo, inconformes porque en dos años no se reinvirtió nada en el World Trade Center.

Los climas han dejado de funcionar, el sistema de cobro del estacionamiento dejó de funcionar, el inmueble se deteriora y en cambio en estos dos años, los empresarios si lograron atraer eventos al WTC, lo que no se explican cómo es que no se solucionaron problemas.

Y por si fuera poco, el inmueble creado para el desarrollo turístico de la entidad, sirve a la oficina de Hacienda del Estado para los reemplacamientos vehiculares, actividad totalmente ajena al objetivo.

El nombramiento de un notario como Leopoldo Domínguez Armengual que poco o nada conoce del turismo, provocó que los empresarios del ramo ante el nulo apoyo decidieran implementar la proyección de Veracruz por su propia cuenta.

Lamentablemente, los operadores turísticos de escala nacional que se habían desalentado con Javier Duarte y que llegaron a sentarse con el Secretario de Turismo Leopoldo Domínguez Amenguar, volvieron a quedar desilusionados.

Con ese escenario y sin un verdadero operador turístico de la entidad que sepa y viva del ramo, el futuro de la industria turística en Veracruz sigue como una moneda en el aire.

ODEBRECHT DESMANTELÓ AL PUERTO

Las inundaciones en el puerto de Veracruz dejaron en claro que cuando las autoridades municipales y del gobierno de Veracruz operaron para darle el negocio de la concesión del agua a Odebrecht y por consiguiente al Grupo Mas, lo hicieron sabiendo que sólo le daban el negocio, como el suministro, el drenaje y el cobro del servicio, le entregaron los camiones de desasolve Vactor propiedad de los veracruzanos, pero sólo le dejaron al municipio la responsabilidad del escurrimiento de agua pluvial que provocó la inundación. Sin embargo, sin equipo ni un plan estratégico, Grupo Mas se deslindó de los daños y en el ayuntamiento no hay culpables. Pobre Veracruz.

Comentarios a: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

US - US -