Zumby Pixel

CINÉFILOS

Reseñas de lo más nuevo en el cine escritas por un verdadero cinéfilo.
Youtube

Publicado 06 agosto 2018 el 06 de Agosto de 2018

por

Por: Mario E. Durán

SIEMPRE TE ESPERARÉ

¿Alguien me podría decir dónde puedo firmar en contra de los bautizos mortales de las películas en Latinoamérica?, o ¿a quién se le ha ocurrido la grandiosa idea de titular a “Submergence” como “Siempre te esperaré”? En primera porque la película, por lo que vimos en el tráiler, nada tiene que ver con una historia de amor, y en segundo lugar, porque es de esas cintas que uno se cuestiona el por qué la hicieron, entiéndase es demasiado lenta, cae en lo aburrido y las piezas de la historia no encajan del todo bien.

James More (James McAvoy) es un ingeniero hidráulico que ha sido tomado como rehén en Somalia por los terroristas yihadistas, que sospechan que es un espía británico. Danielle ‘Danny’ Flinders (Alicia Vikander) es una biomatemática que trabaja en un proyecto de inmersión en las aguas más profundas de los océanos para demostrar su teoría sobre el origen de la vida en el planeta. Un año antes James y Danny se conocieron en la costa y se enamoraron. Ahora, separados, Danny inicia su peligrosa inmersión al fondo del océano en Groenlandia sin saber si James sigue vivo.

El amor que nace entre Alicia Vikander y James McAvoy no del todo hace química en la pantalla, más por la velocidad de la pasión que sienten que es poco creíble; si a esto le sumamos la personalidad que trataron de impregnarle a cada uno, esta no se define por completo, ya que la historia está contada a manera de flashbacks en donde conocemos el final y vamos hacia el inicio, haciendo que no entendamos si nos encontramos en una cinta de acción, un thriller o algo romántico (por culpa de su título común que nos haría pensar en un clásico drama de amor).

Teniendo una duración de cerca de dos horas, a su hora la historia se vuelve tediosa, con diálogos extensos de los que solamente podemos aplaudir los escenarios utilizados al aire libre, que como tal en la pantalla lucen esplendorosos, pero es el vestuario que portan los protagonistas los que nos distraen al sentirlos poco acordes con el lugar, usando gran cantidad de abrigos a la orilla del mar en donde el sol está en su máximo punto.

Aquí deben parar de leer aquellos que no la han visto, porque el final resulta predecible y lamentable, cortesía que desde el inicio podemos entender la conclusión a la que llegarán, además de ese dejo de duda en la que no sabemos si en realidad se volvieron a encontrar, si alguno de ellos murió o si todo simplemente fue una ilusión debido a los momentos de adrenalina y complicación que cada uno vivió por su lado.

Siempre te esperare” es de esas películas innecesarias que solo ocupan un espacio en cartelera, siendo una lástima ya que sus protagonistas han tenido mejores trabajos que este mal dirigido por Wim Wenders.

Mario E. Durán es fan del cine desde antes de nacer, no hay estreno que se pierda. Puedes seguir más de su trabajo, noticias y reseñas en CinéfilosMD

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

- US -