Zumby Pixel

CINÉFILOS

Reseñas de lo más nuevo en el cine escritas por un verdadero cinéfilo.
Twitter

Publicado 05 agosto 2018 el 05 de Agosto de 2018

por

Por: Mario E. Durán

CHRISTOPHER ROBIN, UN REENCUENTRO INOLVIDABLE

La nostalgia está impregnada desde los primeros minutos de “Christopher Robin: Un reencuentro inolvidable”, un viaje mágico en el que todos volvemos a nuestra infancia, más para aquellos que tuvimos la oportunidad de conocer y crecer con estos personajes, en donde el valor de la amistad, el amor, la nobleza y el ejemplo estaban presentes en ese sentido de la vida que todos deseábamos encontrar por medio de aventuras sin fin en el Bosque de los Cien Acres, aquel donde huíamos de los “Efelantes”, donde un tierno osito gozaba de comer miel porque siempre tenía hambre, cuidando a un puerquito temeroso, conviviendo con un hiperactivo tigre único en su especie, entendiendo a un depresivo burro y manteniendo paciencia ante un desesperante conejo, todos con personalidades que no precisamente son ajenas a los humanos como tú y yo.

Toda esa emoción es capturada en la nueva cinta de Disney de acción real, en la que aquel el niño que se embarcó en innumerables aventuras con sus animales de peluche, ha crecido y, lamentablemente, ha perdido el rumbo. Es por eso que ahora, bajo graciosos contratiempos, les toca a sus amigos de la infancia aventurarse en nuestro mundo y ayudar a Christopher Robin a recordar al niño cariñoso y juguetón que aún tiene dentro, aquel que ha sido consumido por el estrés laboral y la desesperación de no disfrutar al cien a su familia y amigos.

Esta adaptación del clásico personaje creado por el escritor británico A. A. Milne, ‘Winnie the Pooh’ nos lleva a un viaje en el que es necesario sentirnos niños, retomando aquellos instantes en los que todo era felicidad, en los que el tiempo no existía y solamente nos limitábamos a “no hacer nada”, ya que en todo encontrábamos la diversión necesaria, utilizando el poder de nuestra imaginación para volver a embarcarnos en ese lugar al aire libre donde cada uno de los pintorescos personajes (Pooh, Tigger, Pigley, Igor, Conejo, Cangu, Rito Búho), entran a cuadro para ahora convivir con un ser que ha crecido y que los ha olvidado por el ritmo de vida frenético que lleva para el trabajo, no dándole importancia al tiempo de calidad que puede pasar con su familia; y es que Ewan McGregor destaca perfectamente en su papel como un ser que de tener una vida fantástica, se convierte en un humano común, consumido por el tiempo, a veces el enojo y la desesperación, pero así como en su momento él, de pequeño, le da la razón a su propio padre en “Goodbye Christopher Robin” (cinta con la que es inevitable hacer una conexión), es ahora su hija la encargada de mostrarle el verdadero valor de la vida, claro, al lado de estos personajes que lejos de contar con efectos especiales deslumbrantes, tienen todo el amor necesario para abordar temáticas fuertes que en años anteriores era muy difícil encontrar entre las historias que la casa del ratón nos presenta, dándonos ese golpe en el corazón de que nunca debemos dejar que la adultez se robe nuestra niñez.

Excelente fotografía, vestuarios y escenarios es lo que encontraremos en esta película en la que los amigos siempre están para ayudarte en los momentos difíciles, en donde el sentido de la vida debe ser tu motor para sonreír y llorar, aprender y aceptar, escuchar y creer. En conclusión, cada minuto de “Christopher Robin: Un reencuentro inolvidable” lo vas a amar, agradeciendo las carcajadas y esa lagrimita que será inevitable derramar, porque cada uno nos invita a vivir la magia.

Mario E. Durán es fan del cine desde antes de nacer, no hay estreno que se pierda. Puedes seguir más de su trabajo, noticias y reseñas en CinéfilosMD

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

- US -