Zumby Pixel

CINÉFILOS

'Latidos en la Oscuridad'. Reseñas de lo más nuevo en el cine escritas por un verdadero cinéfilo.
Cine Premiere

Publicado 15 agosto 2018 el 15 de Agosto de 2018

por

LATIDOS EN LA OSCURIDAD

Veamos de qué va la historia: Sean (Robert Sheehan) y su amigo Derek (Carlito Olivero), son dos jóvenes que trabajan en el valet parking de un restaurante local y han desarrollado una estafa brillante para robar las casas de los clientes mientras ellos comen. Las cosas van bien hasta que uno de ellos roba al cliente equivocado, Cale Erendreich (David Tennant) y descubre que tiene a una mujer cautiva en su casa. Temeroso de ir a prisión, deja a la mujer y regresa el auto al restaurante. Lleno de culpa, llama a la policía, que no descubre nada en la casa de Erendreich. Ahora, el joven valet debe soportar la ira del secuestrador que busca vengarse de él, mientras trata desesperadamente de encontrar y rescatar a la mujer cautiva que dejó atrás.

En esta ocasión no planeo cuestionarme por el cambio tan drástico en el título de esta cinta de terror: “Bad Samaritan”, dándose a conocer en Latinoamérica como “Latidos en la oscuridad”, lo cual le viene a restar por completo el interés del público.

Como tal la película cumple con su objetivo de entretener de la mitad al final, ya que toda la primera media hora se siente débil y no encontramos por ningún lugar el rumbo que desea tomar, pero lo curioso es que una vez que descubrimos al verdadero villano, tenemos a un desquiciado David Tennant, quien sin duda viene siendo la carta fuerte que se complementa bien con el joven y temeroso Robert Sheehan, mismo que de tener desconfiadamente un hobbie junto a su amigo, finalmente descubre que jugar con fuego no siempre lo hará salir bien librado, y es que considerando que no a todas las personas deberían cometerle atracos (porque algunas de ellas tienden a mostrarse buenas), es hasta el tiempo en que conocen a Cale que toma la decisión de darle la iniciativa a su amigo para que su acto sea cometido sin ningún remordimiento (robarle su casa).

Bien por la escena de violencia de la que es parte June Byeres, aquí la razón sentimental del joven protagonista, lo cual nos permite descubrir la magnitud de agresividad que maestra el villano hasta sus últimas consecuencias, con la finalidad de tratar de no ser descubierto por las autoridades, recordándonos esto a historias como “Frecuencia Mortal”, eso sí, aquí no tenemos mucho suspenso y en general se siente más como una película para pasar el rato, más no indispensable entre las favoritas de los amantes del suspenso y terror, brindándonos un poco de acción.

Mario E. Durán es fan del cine desde antes de nacer, no hay estreno que se pierda. Puedes seguir más de su trabajo, noticias y reseñas en CinéfilosMD

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

- US -