Zumby Pixel

CINÉFILOS

Reseñas de lo más nuevo en el cine escritas por un verdadero cinéfilo.
News Journal

Publicado 11 agosto 2018 el 11 de Agosto de 2018

por

Por: Mario E. Durán

MEGALODÓN

La criatura de “The Meg”, como es su título en inglés, supuestamente está inspirada en una especie extinta de tiburón que vivió aproximadamente hace entre 19,8 y 2,6 millones de años, durante el Cenozoico (de inicios del Mioceno hasta el final del Plioceno). Se cree que este animal fue una especie de versión corpulenta y mucho más grande del gran tiburón blanco actual, el Carcharodon, el depredador por excelencia del mar, llegando a alcanzar entre los 18 y 30 metros de longitud, y las 60 toneladas de peso.

La película, adaptación de la novela “Meg” de Steve Alten, dirigida por Jon Turteltaub, es uno de esos trabajos que si no lo vemos en tiempo y forma de su estreno no pasa nada nada, y eso lo digo porque es lamentable en varios sentidos: Principalmente aburrida, con incongruencias en cuanto al tamaño del tiburón (del que teníamos una idea gracias a la enorme publicidad que le hicieron) y que en el metraje no se respeta; una historia que no entendemos si pretende ser drama o comedia (con chistes que no encajan con las audiencias); muy pocas secuencia de ataques como esperábamos (porque ese es el chiste de estas películas, la “destrucción”), y sumémosle la poca química entre sus protagonistas (prácticamente es nula y entre ellos se percibe un aire ajeno).

Sabemos que es un Blockbuster y por eso no podemos pedirle mucho; tiene toda la cantidad extraordinaria de efectos visuales que necesitamos, que siendo apreciados en pantalla Imax y 3D en realidad cumple, pero pese a tenerlo bien claro, esta película no logra funcionar más allá de lo visto en los tráilers, dejando muy pocas escenas nuevas que nos impacten.

Cuando un sumergible se avería en pleno fondo marino del foso de las Marianas, un experto buceador arriesgará su vida en intentar el rescate, mientras le surge una duda: ¿existe todavía allá abajo el Megalodón, el depredador marino más temible que ha existido nunca? … De eso va la trama de esta cinta que resulta un espectáculo innecesario al que sus piezas no le encajan del todo, en donde lo absurdo reina a cada minuto y que poco se acerca a lo logrado por clásicos como “Jaws”, donde aquí quisieron hacerle una especie de homenaje mal logrado, pero que va más al sentido de “Sharknado”, queriendo Hollywood tener su versión con el fin de busca llamar la atención como lo logró la popular saga de Serie B que ha causado impacto por su irreverencia en cuanto a efectos visuales, guión y actuaciones, ninguna de ellas estrenadas en cine.

A esta le falta demasiada acción y eso que tiene por protagonista a Jason Statham (Fast & Furious 8), quien comparte créditos con Li Bingbing (Transformers: La era de la extinción, Resident Evil: Venganza), además de Winston Chao, Ruby Rose, Rainn Wilson, Jessica McNamee y Ólafur Darri Ólafsson; algunos personajes son tan clichés que sus pocos chistes nos causan gracia.

Mucho se habló que originalmente Eli Roth iba a dirigir la película antes de ser sustituido por Jon Turteltaub, y como él “hubiera” no existe, solo me limito a decir que el resultado habría sido mucho mejor… “Megalodón” no es mala, es malísima.

 

Mario E. Durán es fan del cine desde antes de nacer, no hay estreno que se pierda. Puedes seguir más de su trabajo, noticias y reseñas en CinéfilosMD

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

US - US -