Zumby Pixel

La crisis del Tibu

Es evidente que los Tiburones Rojos se encuentran en crisis; la Directiva está dispuesta a vender la franquicia.
Foto: Ángel Palma

Publicado 21 agosto 2018 el 21 de Agosto de 2018

por

En las últimas semanas el Club Tiburones ha estado en el reflector mediático por razones poco halagadoras y que rayaron en el escándalo a partir de la renuncia de Memo Vázquez. Respecto al Director Técnico, es un gran ejemplo del poder de la percepción; si analizamos el palmarés de Vázquez, está claro que es un profesional de la estrategia futbolera con una carrera que puede llevar la etiqueta de aceptable, como mínimo, sobre todo en una baraja de entrenadores de alta rotación; tiene un título de liga y uno de copa, así como evitar el descenso con Veracruz; sin embargo, su estilo de liderazgo no es el que gana portadas de periódico, a diferencia de, por ejemplo, Miguel Herrera que sí tiene en su historial un descenso con los Tiburones Rojos. Vázquez fue uno más de los muchos damnificados de la percepción negativa que se tenía de Cruz Azul y terminó por ser percibido como un técnico frío y carente de liderazgo tras perder una final que parecía ganada, ante un Herrera, que al manejar un perfil mediático mucho más adecuado para el mercado mexicano, consiguió pase directo a la Selección Mexicana tras ser campeón de manera dramática con el equipo de Coapa. Para bien, o para mal, PERCEPCIÓN ES REALIDAD y no trabajar en lo que proyecta nuestra imagen, puede derivar en no hacer justicia a los méritos profesionales.

Es evidente que los Tiburones Rojos se encuentran en crisis; la Directiva está dispuesta a vender la franquicia, e incluso en Twitter se convirtió en trending topic el hashtag #ArturoEliasCompraAlTibu, a lo que el empresario respondió con una negativa pero reivindicando a una afición que, por un sector minoritario, ha sido calificada como violenta. Nuevamente, PERCEPCIÓN ES REALIDAD y sin duda, lo mejor que hoy tiene el club, es su afición.

La crisis se ha acrecentado y las señales vienen de todos lados; desde las polémicas e inesperadas declaraciones de Mario Trejo, quien suele conducirse con mesura ante los medios de comunicación; pasando por la situación del club enfrentándose a una auditoría, que también “le pega” a la imagen de la LigaMX; haciendo las veces de trampolín para unas Chivas con pocos argumentos deportivos; hasta un community manager de la institución ofendiendo vía Twitter a un periodista con liderazgo de opinión. Esto último podría parecer un detalle menor, pero no olvidemos que todo comunica y este tipo de acciones también abonan a la percepción negativa del club y al clima mediático con una inercia de crítica severa.

Las acciones de la directiva de los Tiburones Rojos han traído muchas críticas y han lastimado a la afición; es inevitable que las acciones de las personas sean percibidas como del club por lo que es recomendable que en el plano mediático se siga una línea institucional a la que se apeguen los involucrados y den los primeros pasos para salir de la crisis, es lo mínimo que merece su afición.

Twitter: @angelpalma1

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ

- US -