Zumby Pixel

¡Nombre, no podíamos estar mejor!

No sé si el Presidente se refiera al México en el que vivió él y su pandilla
Enrique Peña Nieto, presidente de México.

Publicado 23 agosto 2018 el 23 de Agosto de 2018

por

¡Híjole! De acuerdo con el Presidente Peña, México no podía estar mejor de lo que estamos. Motivo por el cual debemos preguntarnos, según esto sus reformas han sido lo mejor que le han pasado a México. Eso es una falacia del tamaño del mundo, México está muy mal, y ojalá y me equivoque, pero gracias a esas “deformas” y a la corrupción permitida, el país estará peor aún en cuanto llegue el cambio de gobierno, no porque vaya a tomar posesión AMLO, sino porque sencillamente se han llevado todo, no han dejado nada en el cajón, o sea, no hay nada para comenzar la marcha del nuevo sexenio, sino hay que comenzar a improvisar para hacer maravillas con nada.

Reitero, ojalá y me equivoque, pero, el panorama no es nada halagüeño para los mexicas, sobre todo si a esto agregamos las condiciones en que está la economía mundial.

ESE DEBE SER EL MÉXICO DE LA PANDILLA

No sé si el Presidente se refiera al México en el que vivió él y su pandilla, digo, sus colaboradores, que se sirvieron más que con la cuchara grande, en donde han captado capital para que vivan como príncipes renacentistas hasta las próximas cinco generaciones, porque lo que es a los mexicanos que debemos estar padeciendo las reformas de Peña Nieto, nos va a ir como en feria, creo más allá de nuestra generación y la que viene, sobre todo en lo que respecta a la Reforma Fiscal y a la energética. La primera ha disparado los impuestos de manera cruenta y a cambio no hemos recibido nada los mexicanos que pagamos impuestos, salvo aquellos de la dorada burocracia, o sea,  los de la pandilla del Presidente, esos si viven en el México del Primer Mundo, porque además ¡No pagan impuestos! Y la reforma energética, con esos precios tan pavorosos de los energéticos, incluidos las gasolinas, el diésel, gas y electricidad, fue el engaño más grande realizado por la federación. Sin fin de empresas se encuentran al borde de la desaparición porque no pueden más con tanto incremento y ni se diga Juan Pueblo, que ya no ve lo duro sino lo tupido. Ojalá y los funcionarios que van de salida se dejaran de dar declaraciones por el prurito de darlas, porque lejos de hacer la vida más tranquila, se genera bastante malestar con la manifestación de un triunfalismo que el pueblo está lejos de sentirlo o cuando menos vislumbrarlo. México está mal y por lo que se ve, no viene lo mejor, sino una situación que no pinta nada bien.

EL SILENCIO ES ORO

Por lo tanto, ojalá y el gobierno saliente procurara guardar silencio y alguien le debería aconsejar al Presidente que guarde ese pertinente silencio en que se había mantenido. Pues lejos de ayudar en algo al bienestar del país, causa más disgusto y enojo a la gran mayoría de los mexicanos que deben padecer y sufrir las consecuencias de sus reformas. Incluso, ahí tienen la buena imagen de los integrantes de la Cámara de Diputados saliente, se llevaron todo, hasta las computadoras, no dejaron nada. Eso habla exactamente de cómo funcionó y seguirá funcionando el Gobierno hasta el último día de noviembre del presente año. Claro, el nuevo congreso federal comenzará a trabajar hasta el próximo primero de septiembre, pero, así como han actuado los diputados de la saliente cámara, así es como se operó y operará hasta el primero de diciembre en el resto del gobierno.

Por lo tanto, guarden silencio y mesura. Todo el mal que podían hacer ya está hecho y nada podrá cambiar esto, salvo, una buena rendición de cuentas. Lo demás, son ganas de estar jodiendo.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -