Zumby Pixel

Prioritario: Combatir la economía informal

Por: Dr. Armando Rojano Uscanga

Publicado 07 agosto 2018 el 07 de Agosto de 2018

por

Ocupa al 60% de los trabajadores y no preocupa a gobiernos

La economía informal en nuestro país ocupa al 60% de los trabajadores, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), realizada el año pasado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), habiendo aumentado un incremento de un 1,8% anual, por lo que ahora ronda el 61%, alrededor de 30 millones de personas, que equivale a seis de cada diez mexicanos que forman la Población Económicamente Activa (PEA). Por su parte, el desempleo formal cayó al 3,5%, indicador indirecto de las malas condiciones laborales, principalmente los bajísimos salarios. El incremento de esta actividad demuestra que no sólo no preocupa a los gobiernos, sino que también lucran con ella.

Seguramente la mayoría de ellos votaron en las elecciones recientes por un cambio, por lo que hay que fomentar que quienes se dedican a la venta ambulante encuentren una salida en la economía regulada, lo que traería enormes ventajas a nuestro país,  para combatir la inseguridad, aumentar la recaudación de impuestos, reordenar el espacio urbano, etc. El comercio informal está engarzado con una serie de actividades ilícitas, la venta ilegal en las calles, sólo es la punta de iceberg de organizaciones criminales, que les da lo mismo vender productos falsificados, robados o de contrabando. Sus vendedores ganan poco, una miseria y no tienen ninguna prestación social. Detrás de ellos está una red criminal que los explota.

Es un fenómeno de muchas aristas, pues afecta a los comerciantes que pagan sus impuestos, que están “cautivos” fiscalmente. Ocupa y degrada el espacio público, que es un bien que los gobiernos deberían preservar. Los habitantes de las ciudades tienen la necesidad de que calles, plazas y parques estén a disposición de la colectividad y no secuestrados por actividades particulares.

La tarea no es fácil, pero hay que intentarlo, creando una nueva cultura, pues hasta ahora sólo se han hecho anuncios en los DVDs piratas alertando a los compradores sobre los efectos perniciosos de esta actividad. Lo más importante es darle un empleo digno en la economía regulada a quiénes se dedican a este comercio encuentren una salida en la economía regulada. Y que las autoridades, como el Fisco (en sus tres niveles), el IMSS, Secretarías de Salud y otras más,  actúen honesta y coordinadamente, pues hasta ahora han fallado falla, y 30 millones de mexicanos dedicados a esta actividad lo demuestran.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

US - US -