El Dictamen

México, el país más pobre de la OCDE

Debe ser difícil para el Dr. José Ángel Gurría Treviño, Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) explicar las razones por las que su país de origen, México, en dónde fue Secretario de Hacienda y de Relaciones Exteriores, amén de otros cargos relevantes, resulta ser el más pobre de los miembros de esa institución.

El informe del segundo trimestre de 2018, es el peor para México, pues señala que tomará 150 años a los más pobres tener riqueza acceder a la riqueza promedio de otros países, que a las familias les tomará más de 10 generaciones subir y alcanzar un nivel medio de ingreso. “Una generación corresponde a unos treinta años”, señaló Gabriela Ramos, directora de Gabinete del organismo internacional durante la reciente presentación en México del estudio ¿Un ascensor social roto?

Para más datos, la Sra. Ramos dijo que a una familia promedio de la OCDE en el estrato más bajo le tomará 4.5 generaciones, escalar a un mejor nivel de ingreso. Esto es la mitad del tiempo en México. Entre los países de la OCDE los hogares que podrán salir más rápido del estrato más bajo de ingresos son los que viven en Dinamarca, dos generaciones; y Suecia, a quien le tomará tres generaciones. Si se listaran las naciones de la organización según su movilidad, es decir, la capacidad de salir de los estratos más bajos de ingreso, México, Colombia y Brasil se ubicarían al fondo.

Esta baja movilidad que caracteriza al país es resultado de la desigualdad en la distribución de ingresos y tiene una clara relación con políticas públicas mal diseñadas. Y lo peor es que poco se ha hecho al respecto. Para documentar su pesimismo, le recomiendo la película “Los hijos de Sánchez”, de los años setenta, producto del libro “Antropología de la Pobreza” de Oscar Lewis, que recrea la situación de 5 familias en la ciudad de México.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.