Zumby Pixel

México sufre escases de enfermeras

La OMS señala que por cada mil habitantes debe haber seis personas en esta profesión. En nuestro país, para lograr esa meta, tendría que haber un total de 731 mil 223
Foto: Agencias

Publicado 12 agosto 2018 el 12 de Agosto de 2018

por

Para que México logre hacer frente al envejecimiento y la atención a las enfermedades crónico-degenerativas de su población, se requieren 255 mil 928 enfermeras y enfermeros más en el sector público y privado que den atención primaria.

Esta meta se basa en la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual evidenció que en México 3.9 enfermeras están a cargo de mil habitantes en promedio, cuando lo ideal es que sean seis por cada mil habitantes.

En México laboran 475 mil 295 enfermeras y enfermeros, según el censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) del 2015.

El objetivo es que fueran 731 mil 223 profesionales para poder eliminar las barreras de acceso a la salud y expandir los cuidados en áreas con escaso personal sanitario.

En el país sólo dos estados llegan a la media que establece la OMS: Tamaulipas y Ciudad de México. Mientras que Puebla, Querétaro, Veracruz y Michoacán no llegan a tres enfermeras por mil habitantes.

A FALTA DE PLAZAS, POCO PERSONAL

La escasez de personal de enfermería no es por un asunto de falta de vocación, sino por falta de plazas en el sector público y privado que les ofrezcan a las enfermeras garantías laborales, consideró la presidenta de la Academia Nacional de Enfermería de México, María Alberta García Jiménez.

“La realidad es que hay interés de los jóvenes por estudiar la carrera, hay 700 escuelas registradas para estudiar enfermería, lo que ocurre es que no hay plazas que se les ofrezcan para poder trabajar”, expresó.

García indicó que las sugerencias de la OMS-OPS (Organización Panamericana de la Salud) y la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) sobre el aumento del personal de enfermería para atender los problemas de salud pública que se avecinan, tendrían que estar acompañadas de la solicitud al gobierno de aumentar presupuestos para la apertura de empleos.

“El aspecto financiero es determinante. Si no hay presupuesto para aumentar las plazas, no habrá respuesta para la reducción de los padecimientos”, insistió.

Algunas medidas que se han tomado en la educación para hacer frente al envejecimiento y las enfermedades, han sido introducir materias de geriatría y gerontología en los planes de estudio, aseguró.

Novatada provoca muerte de estudiante en Normal de Chiapas

Detienen a director de escuela normal por muerte de alumno en novatada en Chiapas

García cree que para cambiar la imagen negativa de algunos casos de enfermeras cometiendo abusos, expuestos en redes sociales, se requiere que el gobierno promocione la labor humana de los hombres y mujeres enfermeros, tanto en medios de comunicación como en la educación, principalmente a nivel bachillerato para lograr convencer a más jóvenes a elegir esta profesión.

Las enfermeras en México han ganado autonomía al ser parte del modelo de Enfermera de Práctica Avanzada, grado que les permite tomar decisiones de medicación y tratamientos a pacientes sin la presencia de los médicos.

De acuerdo con la OMS, México es considerado un país que reconoce la decisión del personal de enfermería que labora en zonas rurales donde la ausencia de médicos es notable. El organismo internacional indica que ellas son parte vital de la aplicación de los esquemas de vacunación en el país.

CONVICCIÓN

Desde su niñez Karen Díaz soñó con esta profesión. A un año de haberse titulado como enfermera obstetra por la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia de la UNAM, participa en al menos 20 cirugías al día. Sólo tiene un día de descanso entre semana y no le dan prestaciones.

Para ella, trabajar como enfermera se debe hacer por convicción de ayudar a las personas.

“Hay campo laboral, pero los sueldos son muy bajos. Van desde nueve mil pesos al mes hasta 15 mil pesos. Pero tienes que aceptar trabajar seis días a la semana y estar a prueba dos meses al menos”, explicó.

Actualmente Karen trabaja en un hospital privado. Ella asegura que busca una plaza en el IMSS, al ser la institución que mejores condiciones laborales y de prestaciones ofrece a las enfermeras y enfermeros.

“En cuestiones de prestaciones y horarios son más accesibles, cuentan con fines de semana de descanso o jornadas acumuladas”, señaló.

HOMBRES BUSCAN ESPACIOS

Christian Valencia López, de 29 años, considera que la enfermería no es exclusiva de las mujeres, por ello, decidió estudiar como segunda carrera esta profesión.

El joven, quien realizó como primera carrera la licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la UNAM, expresó que el cuidado de las personas también es una responsabilidad de los varones.

“La enfermería no es una profesión exclusiva de las mujeres. Los hombres nos estamos integrando cada vez más a la enfermería para ayudar a los pacientes”, declaró.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -