Zumby Pixel

Amamantar a tu bebé en sus primeros minutos le salva la vida: OMS

Los niños que no son amamantados inmediatamente se enfrentan también a un mayor riesgo de infecciones

Publicado 01 agosto 2018 el 01 de Agosto de 2018

por

Ponerse al pecho al recién nacido desde sus primeros instantes de vida y amamantarlo hasta, por lo menos, los dos años salvaría anualmente a más de 820 mil niños menores de cinco años.

Pero retrasar esta práctica incluso unas pocas horas acarrea consecuencias para el recién nacido que pueden llegar hasta la muerte. Mayor es la espera, mayores serán los riesgos, alertan Unicef y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el informe Capture the moment, publicado este martes.

Los niños amamantados desde primera hora tienen más probabilidades de sobrevivir. Los recién nacidos que comenzaron entre las dos y 23 horas de vida, según distintos estudios citados por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y la OMS realizados sobre un muestreo de más de 130 mil, tienen 1,3 veces más de probabilidad de morir en un plazo de 28 días en comparación con aquellos que lo hicieron en los primeros 60 minutos.

Los niños que no son amamantados inmediatamente se enfrentan también a un mayor riesgo de infecciones, ya que el contacto con la piel de la progenitora ayuda a regular su temperatura, les dota de bacterias y fortalece el sistema inmunitario.

Los que no lo hacían en la primera hora de vida, según un estudio, se exponían a una mayor posibilidad de contraer tos y un peligro un 50% mayor de problemas respiratorios en los primeros seis meses de vida.

Siguen naciendo niños con VIH en Veracruz

¿Sabes cuál es el virus HTLV, hermano del VIH?

Dejar transcurrir más de una hora después del parto para amamantar, además, disminuye las probabilidades de que los recién nacidos sigan nutriéndose de esta forma en los meses siguientes.

La OMS y Unicef recomiendan la lactancia exclusiva —es decir, que el recién nacido no tome otros alimentos— durante seis meses. Esta práctica, aseguran, beneficia tanto al niño (ayuda el desarrollo del cerebro, al mismo tiempo que contribuye a evitar sobrepeso y obesidad) como a la madre (reduce el riesgo de cáncer de mama y de ovarios, así como el de diabetes).

Este riesgo es más del doble si se espera un día o más. El año pasado, sin embargo, una cantidad estimada de tres de cada cinco bebés de todo el mundo (alrededor de 78 millones) no fue amamantado desde el minuto cero.

El incremento de las cesáreas también se refleja en una disminución de las tasas de lactancia materna temprana.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.