Zumby Pixel

Todo lo que deberías saber sobre el aire que respiras

La contaminación del aire representa grandes riesgos ambientales y de salud para el ser humano, conoce porqué.
Imagen: Pixabay

Publicado 05 agosto 2018 el 05 de Agosto de 2018

por

Giselle Avila

El aire que respiramos cada segundo contiene elementos esenciales para darnos vida, tales como el oxígeno, nitrógeno, dióxido de carbono y otras cuantos como ozono, helio, neón e hidrógeno y sus combinaciones. También, flotan de forma natural microorganismos como: hongos, polen y bacterias. Sin embargo, a estos elementos se han sumado algunos gases generados por las actividades humanas que están ocasionando serios problemas ambientales y en la salud, estos son  como el dióxido de nitrógeno o el dióxido de azufre.

Es por ello que es importante que estemos enterados de la calidad de aire que estamos respirando, pues la concentración de estos gases lo determina. La importancia de que existan estos gases en el aire es indiscutible, sin embargo “todo en exceso es malo” y la Tierra lo sabe, ya que las cantidades exorbitantes de gases contaminantes que absorbe causan en mayor medida el calentamiento global.

En requisitos legales, la calidad del aire debe ser constantemente monitoreada tanto por las leyes nacionales como por organismos internacionales que se encuentran encaminados al desarrollo sostenible del medio ambiente. Por ende, que respiremos aire limpio corresponde a un derecho humano y el cual tenemos derecho a exigir, tal cual hace mención la “Propuesta general sobre calidad del aire y derechos humanos” que lanzó en el 2016 la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, así como el artículo 4 de nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicano.

Principales contaminantes que afectan la calidad del aire

Como lo detalla el reporte hecho por GreenPeace este año sobre el Estado de la Calidad del Aire, la contaminación del aire consta de seis principales elementos:

  • Partículas finas (PM5) y partículas gruesas (PM10): Los principales componentes de las llamadas PM son los sulfatos, los nitratos, el amoniaco, el cloruro de sodio, el hollín, los polvos minerales y el agua. Consiste en una compleja mezcla de partículas sólidas y líquidas de sustancias orgánicas e inorgánicas suspendidas en el aire. La exposición frecuente de estas partículas contribuye al riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y respiratorias, así como cáncer de pulmón.

Las partículas gruesas (PM10) se originan en su mayoría por procesos mecánicos que ocurren sobre la corteza terrestre que permite elevar el polvo en el aire. Por el contrario, las partículas finas (PM2.5) resultan de procesos de combustión en motores de vehículos que trabajan con diésel, así como de plantas industriales.

  • Monóxido de carbono (CO): La mayoría de la veces, este gas es producido por el escape de los motores de combustión, es decir, por vehículos con motores a gasolina. Así mismo, el consumo de tabaco e incineradores de residuos son causantes de la producción de este maligno gas.
  • Ozono (O3): Corresponde a las reacciones fotoquímicas en presencia de luz solar y contaminantes precursores, como los provenientes de automóviles e industrias.
  • Dióxido de azufre (SO2): Se concibe por la combustión de combustibles fósiles en plantas generadoras de energía.
  • Dióxido de nitrógeno (NO2): Proviene de la combustión de combustibles en el transporte y la industria.

Morir contamina, descubre cómo ser ecológico hasta en la muerte

Nacen cuatro crías de Lobo mexicano

La mala calidad del aire puede matar

Según la Organización Mundial para la Salud (OMS), la contaminación ambiental del aire es causa de 4,2 millones de muertes prematuras en todo el mundo por año, y en México, se registran un promedio de 9,300 muertes anuales asociadas a esta problemática. Aunque no lo percibamos, la mala calidad del aire atañe cada vez más a la mortandad y al origen de múltiples enfermedades. En general, aumenta el riesgo de enfermedades cardiacas y pulmonares, infarto cerebral, incrementa la frecuencia y gravedad de enfermedades respiratorias infecciosas, puede provocar cáncer y asma.

La OMS estima que en el 2016, aproximadamente el 58% de la muertes relacionadas con la contaminación atmosférica se debieron a cardiopatías isquémicas y accidentes cerebrovasculares, mientras que el 18% de las muertes se debieron a enfermedad pulmonar obstructiva crónica e infecciones respiratorias agudas, y el 6% de las muertes se debieron al cáncer de pulmón.

Sistemas de monitoreo en tiempo real

México cuenta con sistemas de monitoreo para la calidad del aire y que hoy en día son considerados el principal instrumento para transmitir información sobre la carga de elementos contaminantes en el aire que respiramos. Desde el 2003, el Sistema Nacional de Información de la Calidad del Aire (SINAICA) recaba, almacena y difunde en tiempo real la información sobre calidad del aire en más de 100 estaciones de monitoreo repartidas en al menos 30 entidades del país. La información disponible proviene de las estaciones que integran los Sistemas de Monitoreo de Calidad del Aire (SMCA), los cuales son operados por gobiernos estatales y municipales. Sólo Baja California Sur y Quintana Roo no están equipados con estos instrumentos.

Algunas recomendaciones para mejorar la calidad del aire

Algunas de las recomendaciones que GreenPeace nos exhorta a poner en práctica para contribuir al mejoramiento de la calidad de aire que respiramos son:

  • Elige usar bicicleta
  • Comparte tu auto
  • Mantén las ventanas cerradas en horas con mayor tránsito de autos
  • Planta árboles
  • Denuncia las actividades altamente contaminantes que observes en tus vecinos
  • Involúcrate en actividades ambientalistas y pon el ejemplo
  • Infórmate sobre la calidad del aire en tu Estado y exige el cumplimiento de las normas.

Síguenos en  Facebook/Girando en Verde.

- US -