Zumby Pixel

La sequía que causó la caída de la cultura maya

De acuerdo con los atores del estudio, científicos de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y de Florida (EE UU), una serie de análisis realizados a los sedimentos del lago Chichancanab, en la región de Yucatán (México), revelaron nueva información.

Publicado 26 agosto 2018 el 26 de Agosto de 2018

por

Muchas de las sociedades actuales se han visto afectadas por las sequías. Sin embargo, ni estas ni sus efectos son una novedad. Para la civilización maya las sequías no solo se convirtieron en un tema común, algunos investigadores plantean que los efectos de una sequía que tuvo lugar entre los siglos IX y X d. C. pudieron influir en el declive de su cultura. De acuerdo con una investigación realizada por la revista científica Science, entre las consecuencias de dicha sequía estuvo el deceso anual medio de las precipitaciones, comparado con las condiciones actuales, a casi un 50%. Una de las épocas de sequía “más severas de los últimos 10.000 años en esta zona” según uno de los autores.

Si bien no queda duda que dichos cambios climáticos tuvieron consecuencias sobre la cultura maya, unas de las más fascinantes en el mundo por su estructura sociopolítica y herencia cultural, el debate está en determinar que tanto peso tuvieron en su declive.

De acuerdo con los atores del estudio, científicos de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y de Florida (EE UU), una serie de análisis realizados a los sedimentos del lago Chichancanab, en la región de Yucatán (México), revelaron nueva información. Los resultados apuntaron que hubo una reducción en el volumen de agua en los lagos de dicha región, debido a la escasez de lluvias y una alta tasa de evaporación. Prueba de ello son los estratos de yeso encontrados el cual, de acuerdo con el científico Fernando Gázquez-Sánchez, se trata de “un mineral cuya presencia en lagos suele estar relacionada con periodos secos”. Se determinó que la época de sequías más extrema se dio entre el 780 y el 990 d.C. gracias a la datación de carbono de una semilla que quedó atrapada entre el yeso encontrado.

La caída de una civilización

Puede que la sequía por sí sola no explica la caída de la civilización maya, pero de acuerdo con Martín Medina, de la Universidad de Auburn (EE UU), el estudio publicado el 3 de agosto de este año aporta información que propone que la época de sequía que atravesaron los mayas fue “suficientemente intensa como para causar graves perturbaciones sociales y hasta quizás el colapso de la entera civilización”.

De acuerdo con Hugo García, historiador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la civilización maya se sustentaba gracias los cultivos de maíz y otros vegetales. Dicha producción se vio extremadamente afectada por la falta de lluvias que vino con la sequía.

Contaminación disminuye el tiempo de vida

Más de mil 100 tortugas son decomisadas en operativo español

Para los mayas, algo que daba legitimidad a sus gobernantes era su capacidad para mantener alimentada a su población. “Sin duda alguna, los problemas ecológicos que muestra el estudio debieron traer consigo una baja importante en la producción agrícola y un desabastecimiento de alimentos en la región, lo que pudo llevar a que los gobernantes locales perdieran la legitimidad y la autoridad política” explica el historiador. Según Andrés Ciudad Ruíz, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, esta situación provocó también un corte de las relaciones comerciales y diplomáticas entre las ciudades. Como consecuencia, dice García, gran parte de la población comenzó a abandonar el sitio, y la élite buscaron mejores lugares.

Si bien en este caso no se habla de la desaparición de una civilización, pues continuaron teniendo actividad en ciudades y sitios aledaños a donde antes se encontraban, es importante tener en cuenta los efectos de este fenómeno sobre la estructura de su sociedad.

La solución para los problemas actuales

La disponibilidad del agua es un tema vital para toda civilización humana. Muchos países en el mundo se enfrentan a este tipo de cambios climáticos extremos y, de acuerdo con Gázquez-Sánchez, son especialmente los países subdesarrollados o en vía de desarrollo quienes encuentran más vulnerables ante fenómenos como las sequías. “A mí me parece una gran analogía con lo que ocurre hoy”, agrega “Estamos enfrentados con un cambio climático semejante al que vivieron los mayas en el pasado”.

De acuerdo con él, el sistema económico mundial actual es más adaptable, provocando que fenómenos climáticos extremos como las sequías tengan efectos menos devastadores en términos de mortandad y socioeconómicos. Sin embargo, asegura, es importante estar alerta puesto que “La mayoría de las predicciones climáticas auguran un deterioro importante de los recursos hídricos que sin duda tendrán un impacto significativo en nuestra economía y nuestra sociedad”.

Por otro lado, en opinión de Martín Medina, las sociedades actuales son tan vulnerables ante estos fenómenos como las civilizaciones antiguas. Esto debido a que aún con toda la información que se tiene no somos capaces de dar solución al cambio climático y cambiar el curso en el que se encuentra el planeta.  “Los mayas no sabían qué ocurriría el siguiente año y mucho menos en una década o un siglo. No contaban con predicciones climáticas. Hoy en día, con toda la información climática que tenemos, seguimos navegando en un barco que se dirige directamente hacia el témpano de hielo”.

Síguenos en  Facebook/Girando en Verde.

- US -