Zumby Pixel

Crearan cestos de basura con chicles reciclados

Coloca contenedores en CDMX para recolectarlos con mayor facilidad

Publicado Hace 11 días el 08 de Agosto de 2018

por

Dado que cada vez son más los consumidores preocupados por el medio ambiente, la marca de goma de mascar Trident lanzó unos contenedores especiales para reciclar los chicles, cuyo objetivo será transformar este producto en otros artículos, tales como cestos de basura.

En México, siete de cada diez gomas de mascar que se consumen son de la marca Trident —que pertenece a Mondelez— , que fácilmente se puede transformar en otras cosas.

De acuerdo con información disponible en internet, TerraCycle, Trident y el Centro Histórico se asociaron para crear el programa de reciclaje gratuito, que se puede identificar en redes sociales con el hashtag #TiraElChicleAlBote.

Con ello esperan lograr que los fanáticos de esta golosina participen activamente y lo depositen en los contenedores especiales.

Queretaro pone fin al uso de bolsas plásticas en supermercados

Campaña en condones busca proteger especies

Una vez recolectadas, las gomas de mascar se limpian y convierten en nuevos polímeros que serán utilizados para crear productos reciclados”, expone el sitio de TerraCycle.

Según información de Trident, el país es el segundo mercado donde más chicle se vende a escala mundial, sólo después de Estados Unidos, ya que se consumen de 200 a 210 gramos de goma de mascar por persona cada año.

Mondelez también tiene otras marcas en su portafolio, tales como Bubbaloo y Clorets: inclusive, la planta de gomas de mascar más grande del planeta opera en la República Mexicana y 7.5 de cada diez chicles consumidos son elaborados allí.

Actualmente 50% de la producción de esta fábrica se queda en el país y el resto se va a otros mercados.

Los contenedores de goma de mascar para reciclar que se pusieron a disposición de los consumidores se pueden encontrar en varios puntos del Centro Histórico de la Ciudad de México, lugar relevante si se considera que hace cinco años la calle de Madero fue noticia porque los chicles pegados en el piso eran muy difíciles de quitar, al grado que el gobierno de la ciudad tuvo que comprar diez máquinas especiales para poder retirarlos.

Síguenos en  Facebook/Girando en Verde.