Zumby Pixel

Al filo

Por: Rubén Licona Vázquez

Publicado 06 agosto 2018 el 06 de Agosto de 2018

por

El coordinador de los diputados locales del PAN, Sergio Hernández, está jugando con “fuego”, pues todo indica que no ha tomado en cuenta la petición del gobernador electo, Cuitláhuac García Jiménez, para que la actual Legislatura local no vote a los magistrados del TSJE.

Y es que lo políticamente correcto sería que si te pide de “favor” que te abstengas, pues te abstienes y dejas que sea el próximo Congreso local el que lo haga. Así lo dictan las reglas no escritas de la política.

No hablamos de injerencias de un poder sobre el otro, pues si a esas vamos hay que analizar quién le “impuso” al Congreso de mayoría panista-perredista al recientemente nombrado fiscal anticorrupción.

Está ahí el antecedente que en el caso de la votación del referido fiscal, éste fue electo en una tercera vuelta y sin contar con una mayoría calificada; es decir, sin las dos terceras partes de los diputados presentes.

Así que la bancada azul debe pensar muy bien si van a alzar la mano otra vez como lo hacían antes o mesurarse ante el cambio que viene.

Tienen que recordar que infringir la Constitución Política de Veracruz los puede hacer acreedores de un juicio político y con ello ser inhabilitados por alrededor de diez años.

Se señala que Sergio Hernández actúa al “filo de la navaja” porque se olvida que habrá 29 diputados de Morena y sus aliados en la próxima LXV Legislatura, la cual tendrá hasta un año para intentar enjuiciarlos.

En otras palabras, el mismo mayoriteo de que hoy hacen alarde, lo envolverá a él y a sus correligionarios en el siguiente escenario.

¡AGUAS!

La inundación registrada la noche del jueves en toda la ciudad de Veracruz a causa de las lluvias, de forma más grave en el primer cuadro, es un asunto que no debe quedar en el archivo.

Las autoridades municipales encabezadas por el alcalde Fernando Yunes Márquez no pueden desentenderse con el argumento de que no hay los millonarios recursos para atender un problema añejo como es el del obsoleto sistema de drenaje pluvial ya insuficiente para desalojar el agua de lluvias que cae en Veracruz por mínimas que sean.

En su campaña prometió soluciones a los graves problemas de Veracruz, y éste, el de las inundaciones, es uno de ellos. Tiene tres años y medio por delante para gestionar recursos de donde se deba y por donde se pueda, para entrarle a la solución de este grave problema.

Y en el trayecto hay suficiente tiempo para analizar también el asunto de la concesión que desde la comuna y la legislatura anteriores le otorgaron al Grupo MAS para el manejo de la operación del sistema de agua, el cual antes de arrebatárselo al antiguo SAS el organismo atendía también los renglones de desazolve.

Porque MAS (conformada por las extranjeras Odebrech y Aguas de Barcelona) asegura que en la concesión que le dieron no incluye tales acciones.

De manera que si MAS no tiene esa obligación, que se explique cómo y porqué le eximieron de esa responsabilidad.
El presidente municipal se nos vendió con su aspiración de convertirse en el mejor alcalde en la historia de este municipio. Bueno, pues aquí está la oportunidad de lograrlo, atendiendo y logrando una solución a este grandísimo problema. De lograrlo, el pueblo le haría hasta ¡un monumento!

DESIGNACION

Casa Veracruz, Organización no Gubernamental con sede en Los Angeles, California, que tiene como objetivo fungir como enlace entre los grupos de migrantes mexicanos que laboran en la Unión Americana y las autoridades de ambos países para lograr apoyos para las comunidades donde habitan sus familiares en el territorio nacional, designó como su delegado general en el estado de Veracruz al profesor Gilberto Rodríguez Aldazaba. El ex alcalde de Manlio Fabio Altamirano es reconocido por su trayectoria en el servicio público y se espera que con sus gestiones se logren encauzar proyectos de beneficio social a las familias de los migrantes con el respaldo de los gobiernos de las dos naciones. Enhorabuena.

MOLESTIA

Trasciende que hay una fuerte molestia entre el empresariado del sector turístico (restauranteros, hoteleros, navieros) ante el riesgo de que el World Trade Center de Veracruz pueda ser embargado por las deudas que el inmueble enfrenta, y que oscilan en los 90 millones pesos.

Y es que si el WTC es embargado, Veracruz se quedaría sin uno de sus principales sitios de reuniones y convenciones, el cual ha sido un escaparate para mostrar a la entidad ante los distintos sectores que allí acuden, no sólo del país sino del extranjero.

Es cierto, gran parte de la deuda ante la Secretaría de Hacienda proviene desde el sexenio de Duarte de Ochoa, sin embargo la molestia de los turisteros es que el gobierno estatal actual ya de salida, no haya podido atender este tema, y no sólo ello, sino que no ha invertido un solo peso en el mantenimiento del inmueble, en donde hoy el sistema de climatizado no funciona y se observan descuidos en su aspecto.

Es lo malo -se oye entre las voces de los empresarios del ramo- de haber puesto en la Secretaría de Turismo a una persona totalmente ajena al sector, como el notario público, Leopoldo Domínguez Armengual, que poco o nada hizo por la promoción turística de Veracruz.

Tanto, que ellos tuvieron que implementar la proyección de Veracruz por su propia cuenta.

Correo electrónico: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

US - US -