Zumby Pixel

Nuevo Puerto de Veracruz, con capacidad para recibir barcos de nueva generación

Durante los próximos 50 años recibirá embarcaciones de hasta 400 metros de longitud, cuadriplicando también su manejo de carga anual de 28 millones de toneladas actuales a 96 millones

Publicado 23 agosto 2018 el 23 de Agosto de 2018

por

A diferencia del puerto actual, la nueva terminal marítima de Veracruz tendrá muelles longitudinales, ubicados a lo largo de 2.8 kilómetros, que permitirá el atraque de barcos de última generación de hasta 400 metros de eslora y mayor amplitud.

Con ello, la ampliación portuaria de Veracruz recibirá embarcaciones -sin ninguna limitación- que diseñe la industria naviera mundial al menos durante los próximos 50 años.

Nuevo puerto duplicará la compra-venta de inmuebles en Veracruz: AMPI

Nuevo puerto requerirá especialistas

Así, señalan las autoridades de Apiver, Veracruz se inserta en la vanguardia logística portuaria mundial, con cinco nuevas terminales privadas que en conjunto permitirán cuadruplicar el movimiento anual del carga, que de 28 millones de toneladas actuales, pasará a 95 millones de toneladas.

Con un avance del 85 por ciento la ampliación portuaria en su primera etapa, prevista a concluirse en el 2019, operará las primeras 9 posiciones de atraque, de un total de 35 muelles.

En esta etapa que inició en el 2014, ha expuesto Juan Ignacio Fernández Carvajal director de Apiver, se invierten 31 mil millones de pesos de los cuales el 80 por ciento corresponde a inversión privada y 20 por ciento a inversión pública federal.

En la nueva zona de actividades logísticas (ZAL) ubicada sobre 200 hectáreas, operarán las 5 nuevas terminales para cargas agrícola, mineral, contenedores, fluidos y carga general.

La terminal de fluidos será operada por Ienova, la de carga mixta semiespecializada por Pimfra, la de contenedores corresponderá a Icave, la empresa Gramosa tendrá a su cargo la terminal de granel agrícola y la de granel mineral fue asignada a la compañíaLogra, en tanto el muelle público será operado por Apiver.

Jorge Baños Illana, gerente de Desarrollo de Proyectos de Apiver, expuso que la profundidad de los muelles está diseñada para un máximo de 20 metros que actualmente no se requiere, pero se iniciará con 15 metros de profundidad y conforme se vaya requiriendo se irá adecuando.

La sesión parcial de derechos para estas empresas tendrá una vigencia de 20 años, prorrogable a 20 años más por única vez, de manera que después de los 40 años la infraestructura que hayan desarrollado las empresas privadas pasará a poder del Estado.

Hasta el momento se han generado 40 mil empleos, sin embargo se está convirtiendo en un detonante importantísimo para la ciudad, para el estado y para la comunidad de Veracruz, por lo cual se esperan generar 140 mil nuevos empleos durante toda la obra que incluye la segunda etapa que concluirá en el 2030.

La segunda fase de esta primera etapa de la ampliación portuaria contempla otra terminal de contenedores, una nueva terminal de carga mixta en nuevos terrenos ganados al mar con diversos usos.

Durante la reciente de visita de inspección por las obras, el coordinador de Puertos y Marina Mercante, Guillermo Ruiz de Teresa, aseguró que la infraestructura básica de la primera etapa de la ampliación portuaria, estará lista antes de que concluya la administración federal.

Insistió en que lo que correspondía al compromiso del gobierno estará terminado prácticamente al 100 por ciento, en tanto de las 5 terminales privadas que se están construyendo, 3 de éstas estarán en posición de operar.

Explicó que la operación en las terminales privadas irá creciendo, ya que actualmente tienen una buena parte de su operación en el puerto viejo, de manera que se irán cambiando a la parte nueva poco a poco y ese proceso seguramente durará más de un año.

Descartó un encarecimiento de la obra al señalar que como muchas cosas se encarecen con la inflación, pero ésta no se ha salido del precio y “tampoco se nos ha salido del presupuesto que teníamos originalmente”.

Para las autoridades portuarias del país, hay certeza de que la construcción del nuevo puerto continúe en su segunda etapa con el próximo gobierno federal, ya que una obra de este tamaño, con las características que tiene, “seguramente se seguirá haciendo, no tiene por qué pararse: existe el dinero suficiente, existen los recursos; la necesidad sobre todo está ahí presente y la demanda de personas no nada más que quieren trabajar aquí, sino invertir y crear nuevas condiciones de desarrollo”.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /LaTarde.

Más noticias AQUÍ.

US - US -