Zumby Pixel

Abandono y enfermedad, la realidad de abuelitos veracruzanos

Según el consejo Nacional de Población (CONAPO), en el 2018 habría en México casi 13 millones de habitantes de 60 y más años, quienes viven diversas situaciones para su subsistencia. Algunos en sus hogares, rodeados de nietos, hijos y cariño, y otros en el olvido y la enfermedad

Publicado 27 agosto 2018 el 27 de Agosto de 2018

por

Don José Luis Hernández Escalante es un abuelito de 66 años con un padecimiento en sus riñones que le ha ocasionado una hinchazón severa en sus pies, pese a ello, diariamente acude a las calles de Arista entre Independencia y Zaragoza en el centro histórico a esperar a que una mano bondadosa le done alguna moneda para poder vivir y así celebrará, como todas las mañanas, el Día Nacional del Adulto Mayor.

Y es que estimaciones del consejo Nacional de Población (CONAPO) en el 2018 habría en México casi 13 millones de habitantes de 60 y más años, quienes viven diversas situaciones para su subsistencia.

La edad, obstáculo de empleo para muchos adultos mayores: DIF

Abuelitos regalaron 10 pesos a cada niño que salía de la Iglesia

Algunos en sus hogares, rodeados de nietos, hijos y cariño, y otros, en el olvido y la enfermedad.

Actualmente, vive con un pastor de una iglesia evangélica que se compadeció de él y le dio asilo después de que retornó a México hace poco más de cinco años, pues desde hace más de 10 años partió con sus seis hijos, todos profesionistas, a buscar una mejor calidad de vida, la cual, no encontraron aquí; sin embargo, él no congenió con ese entorno y vino a Veracruz de donde es oriundo.

Su esposa falleció de diabetes y después de su regreso, perdió todo contacto con su familia y ahora está solo y enfermo de sus piernas.

“Ahorita no puedo trabajar porque me duelen mucho las piernas. Sí tengo mis hijos pero no están aquí, están en EEUU, están muy lejos. Yo estuve viviendo allá nada más que no me gustó porque necesito hablar inglés (…) La gente me apoya, me ayuda, me traen comida, tortillas, un pan, un plátano, agua y así todos los días que estoy aquí”, dijo.

Asegura que aún hay mucho respeto por las personas de la tercera edad, pues siempre las personas han sido generosas con él y lo ayudan; aunque cuando se transporta en los camiones urbanos, sí ha vivido el que algunos conductores no lo quieran llevar por su condición.

“A veces se siguen de largo y no los paran, no los suben porque dicen no, no, porque te vas a caer, me vas a comprometer y me van a meter a la cárcel por tu culpa si te llegas a lastimar, mejor no”, señaló.

En el marco del Día del Abuelo, pidió a las personas a que sean atentos y apoyen a las y los abuelitos, pues todos algún día llegarán a esta etapa de sus vidas. Don José Luis habita en la calle Bugambilias número 66 entre Orquídeas y amapolas de la colonia el Vergel de Veracruz.

ABUELITAS QUE CUIDAN NIETOS

Según la Encuesta Nacional de Empleo y Seguridad Social (ENESS) del INEGI en el año 2013, reveló que 61 por ciento de los 3 millones de infantes se quedan en casa en el país, están a cargo de la abuela, lo cual, para muchas ha sido una tradición, para otras, una obligación, y para otro tanto, una terapia ocupacional.

Para la señora María Luisa Martínez Nieto, de 55 años de edad, quien cuida a su nieto desde que nació, pues su hija es maestra y trabaja fuera del hogar, este aspecto de su vida es una terapia ocupacional y la hace sentirse contenta por apoyarla, además, por tradición, cuando ella fue joven, su mamá la ayudó con el cuidando a su hija y hoy ella hace lo propio con su nieto y con todo su cariño, aunque reconoce que no todas las abuelas viven la misma situación.

“Yo siempre he trabajado, yo no cuidé a mi hija, ella quedó al cuidado de mi mamá y entonces yo ahorita, veo más por él (nieto) es como si fuera mi hijo. Se repitió el patrón, aunque yo siga trabajando. Cuando mi hija no puede cuidarlo, ya me quedo yo con él. Es un apoyo hacia mi hija porque ahorita mi mamá ya es una persona grande y no puede estar cuidando al niño (…) Yo sí puedo ayudar a mi hija, yo la ayudo. Yo lo veo como un hijo más, porque es mi único nieto y es mi única hija. Para mí él es mi hijo (nieto) y lo quiero mucho”, externó enternecida.

En este tenor, la directora del Instituto Municipal de las Mujeres de Veracruz (IMMUVER), Blanca Aquino Santiango, reconoció el esfuerzo de muchas féminas que se hacen cargo de sus nietos por los requerimientos, principalmente económicos, de la vida actual, en donde muchas hijas e hijos renuncian a las labores del hogar, sin embargo, asegura, que gran parte de ellas se siente satisfecha con esta labor y al momento, no existen registros por maltrato o explotación hacia abuelitas cuidadoras ante ese organismo.

Asimismo, pidió a las familias ser consideradas con ellas, toda vez que esa es una acción de gran nobleza que debe reconocerse, toda vez que ellas ya cumplieron con ese deber y pese a ello, entregan con amor parte de su tiempo hacia los más pequeños o pequeñas del hogar.

Cabe decir que en septiembre del 2017, se aprobó un proyecto de decreto a fin de garantizar estímulo económico por parte de la Secretaría de Desarrollo Social, a las y los abuelos que cuiden a sus nietos menores de seis años, lo cual garantizaría los recursos en el presupuesto 2018, de lo cual, poco se ha sabido.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

US - US -