Zumby Pixel

PARA TI…

Por: Martha Elsa Durazzo M./El Dictamen 

Publicado 29 julio 2018 el 29 de Julio de 2018

por

Por: Martha Elsa Durazzo M./El Dictamen 

Que pasen un excelente domingo y una fructífera semana, bajo la dulce mirada de Dios; que Él, permanezca a su lado, queridos lectores. Esta semana, gracias a esta página “Para Ti”  que nos brinda EL DICTAMEN, Decano de la Prensa Nacional, con el fin de promover y difundir la cultura, puedo presentarte al poeta:

Isidoro A. Gómez Montenegro

Nace un 11-XI-1955 en Tampico, Tam.,  México. Radicado en el Estado de Veracruz desde hace 38 años. Coordinador en Cosoleacaque de Escritores Veracruzanos, A.C. Su poética ha sido publicada en EL DICTAMEN, Decano de la Prensa Nacional.  Colaborador del Diario La Opinión  de Minatitlán, Ver. Colaboró en Diario El Liberal de Coatzacoalcos, Ver.,   en 1996. Colabora en NotiSUR, en la Sección Cultural “Safo”, Coatzacoalcos, Ver. Colaboró en la Sección Cultural de “Ex Libris”, Diario del Istmo, Coatzacoalcos, Ver. Antologado en Lima Perú (Casa del poeta peruano) en: “Amantes de mar y tierra” (De Veracruz a Tuxtepec),  2010. Antologado por la UNAM, 2010,  en “Vibración de Voces de una Década”. “Desde mi corazón y una canción inesperada”,  “Las letras que olvidé” y “Mi antología de poemas”  son sus Poemarios publicados. El Dictamen  de Veracruz, Ver.,  también, ha publicado sus poemas. Antologado en  (POESIA IBEROAMERICANA del siglo XXI). Antologado por el Centro Poético de Madrid en “Inspiración otoñal”, ”Vivo sin vivir en mí”, “Carpe Diem” , “Un Paseo por Vetusta”  y Palabras en el centeno.   Cevejara, Literarte, La Alcazaba Revistas digitales en las que publica. La Revista “Olandina”  de La Casa del Poeta Peruano le ha publicado en varias ocasiones, así como en otros países. . Ha participado en tres Encuentros Internacionales y dos Nacionales de Escritores Veracruzanos A.C., así como en Perú y Colombia.  Le han sido otorgados varios Reconocimientos.

****************************************

ALAS DE FUEGO

 

Incinero tu nombre…

estela de aroma deja tu ala rota

vela desata cisne de vestigios

abre espacios.

Ala ciega ahoga el anhelo suspendido…

mar y espuma

derrotan naves, bajeles y escrutinios.

Voces de pájaros lejanos

clamor y espuma fugitiva

murmurante agua.

Luz y sombra

describe gráciles arcos del navío.

Somos raíz arraigada en agua y madera.

Hilo vibrante hundido en aguas verticales

Una mujer impregna mis pupilas

con sus aguas.

Ala ciega ahoga el anhelo suspendido…

La playa ordena regresar.

Te vuelves melancolía,

presumes nido en la selva oscura

de tus piernas.

Cuerpo cansado

ahogado en sombras de silencio.

Agua pletórica de pureza.

El amor sale, precipita…

aviva silencio e intersticio.

Sorda prosecución de huesos desnudos… callados

Ala ciega ahoga el anhelo suspendido…

breve reto al tacto de piel y

extremidades.

Lenitiva forma de quietud sin decoro

emisaria transparente de ansiedad.

La mano de la amada se estira

como se alargan las nubes…

rumor de hojarasca en las calles.

Templo de memoriosos viajes y escarceos

los rayos de luna desdoblan…

caen tus lienzos, ave de fuego.

Cielo y mar

diminutos somos ahora

mi boca escapa al tocar tus labios rosáceos

exclamo, grito… Amor.

 

*************************************

ENTREGA

 

Cifro el Universo

en los soles de tus ojos,

en catacumbas modernas,

en estuarios.

Tus senos se mueven

al ritmo de tus pasos

en completo desamparo.

Tu cabello

se vuelve nido de anguilas.

Cuerpo ardiendo…

acimutal desierto de hoguera

visto desde el cielo.

Pisamos un alma viva

en luz breve;

culminación de nube

cargada de relámpagos.

Vasto silencio…

caen hojas devaluadas

de árboles detenidos

en afilados garfios de luna.

Morimos tantas veces

en cada despedida,

en los lechos de amor…

al cerrar una puerta,

en andenes,

en desgarrados rieles de cobre,

en el afecto nacido de una mirada.

Arrasada noche

por nuestro sentimiento.

En cada despedida

vencemos la penuria de la tarde

hilos de luz juegan con tu piel dormida

deseos complacidos,

orgasmos alcanzados en cada beso.

Hospedas la simiente a mis orillas desnudas,

dispersa en tierra frágil,

seca por rayos de sol y viento.

Convulso entre tus brazos

soy mar… arrecife

de afiladas rocas.

Encontramos la luz

acrisolo sonido, espuma.

Deshechas levitando

fragmentos húmedos…gotas.

Descansa el principio de tu cuerpo y

termina el mío.

Acabado como cera pálida

deletreo tu nombre en instantes…

soy sombra hospitalaria de amor.

 

Hasta la próxima, D.M.

- US -