Zumby Pixel

Lo que tanto se temía ¡Llegó!

Por: Guillermo Ingram
50 aniversario del bazucazo

Publicado 31 julio 2018 el 31 de Julio de 2018

por

¡Nombre!, ayer vi con horror la noticia de que se “conmemoró” (ayer) el 50 aniversario del bazucazo a la puerta del colegio de San Ildefonso en la ahora ciudad de México y ahí viene toda una cauda de “come de en balde” diciéndose “estudiantes” en aquel entonces (y hoy cobran en el presupuesto. Bien haría AMLO en desaparecer esa nómina también, que debe ser interminable).

Sencillamente espantoso todo lo que vamos a tener que padecer los mexicanos, que apenas acabamos de superar un periodo “electoral” de pura basura, mugre y estercolero, para meternos ahora en un asunto que nada tiene que ver con los “cambios que se lograron en México a partir del 68” ¡Pura pinche verborrea!

¡OOOTRA PILA DE BURÓCRATAS COBRA DE EN BALDE!

Lo del 68 está como el del ¡RECHINGADO escuadrón 201!, que según esto fueron los pilotos mexicanos que combatieron en la Segunda Guerra Mundial y “fueron fundamentales para el triunfo aliado en el Pacífico”, y no debieron ni volar papalotes los méndigos pilotos, pero eso sí, “gracias a tan valiente y osado proceder”, los fachosos pilotos se incrustaron en la nómina oficial, por el tiempo, ya deben de haber pasado a mejor vida de la que tuvieron por estar en la nómina.

¡NADA CAMBIÓ, SALVO EL INCREMENTO DE “AVIADORES”!

Con el 68 ¡Nada cambió en México y si cambió fue para empeorar! Tal vez sí cambió para los jilgueros de tal “movimiento”, que a partir de ese año construyeron su modus vivendi a través del erario. Creo ya no quedan líderes de aquellos ayeres, también, por el tiempo ya murieron.

Si las cosas efectivamente hubiesen cambiado en México, los de la Suprema Corte no estarían ganando los 650 mil pesos mensuales, ni los diputados haberse reproducido como hongos perniciosos y cobrando desde tiempo ancestral la millonada en dietas y “fondo de retiro”, por lo pronto, los que finalizan el mes entrante, se van a llevar un millón de pesos por no hacer nada. Y ahí ven, los señores senadores se llevan 2 millones 800 mil pesos ¡Por cabeza! Más todo lo que cobraron, transaron y viajaron. En México la pobreza sigue rampante y nada más hay que ver las “ciudades perdidas” o “cinturones de miseria”, gasolinazos, etc., para “nota el cambio a partir del 68”.

¡HUBO LÍDERES! Y ESTUVIERON EN LECUMBERRI

Recuerdo cómo después del 2 de octubre del 68 ¡Todos habían sido líderes estudiantiles! Creo, dentro de los pocos que sí hubo, estuvo Heberto Castillo, David Alfaro Siqueiros y como unos cinco más (jamás estuve de acuerdo con su ideario, pero, parodiando a Voltaire, tenía todo el derecho para expresarlo. Y siempre fue combativo), David Alfaro Siqueiros y como unos cinco más, de ahí en fuera ¡Puro pájaro nalgón! El apátrida de Carlos Fuentes, quien se decía “líder”, cambió todo por la embajada de México en Francia, país en el que incluso pidió ser sepultado (¡Gracias a Dios!), por lo tanto ¡Nunca fue mexicano!, fue un vil mercenario del pensamiento. Y, que como dijera Don Gus, en la entrevista cuando fue nombrado embajador en España y se le preguntó sobre los decires del “mujerujo” (María Félix, dixit), que había expresado sobre los hechos del 68, y con ese aplomo que siempre lo caracterizó, dijo: “¡Yo no sabía que él había presenciado esos hechos, pues yo no sabía que él estaba aquí, pues de haber sido, habría ido a dar a la cárcel y no fue!”. ¡Fuentes jamás refutó nada a Díaz Ordaz! Otra que supo capitalizar “La noche de Tlatelolco”, fue la “Reina Roja”, la mercantilista “sangre azul” de Poniatowska.

EL MÁS ENTERADO DICE: “FUE CUANDO MATARON MUCHOS ESTUDIANTES”

Ahora, esperemos ¡Al 2 de octubre! Si cada año ha habido un vandalismo terrible en la Ciudad de México, este año será algo peor que lo sucedido en La Plaza de las Tres Culturas en el 68.

Hablando del Cincuentenario y de toda la bola de farsantes que hoy se rasgan las vestiduras por los “hechos reprobables”, nada más pregúntenle en su momento a uno que otro de los potenciales “inconformes” y “manifestantes” o a algún joven estudiante sobre los hechos del 68 y les responderán esto: “Fue un día en que mataron muchos estudiantes”. Pues no saben la “o” por lo redondo, ni quién fue Don Gus, el nefasto de Echeverría, mucho menos Alfonso Martínez Domínguez, y mucho menos siquiera qué es la Plaza de las Tres Culturas (cuando mucho contestarán se ha de tratar de alguna nueva plaza comercial) y en donde queda. Pues así de enterados están la enorme mayoría de nuestros estudiantes, gracias a los “logros posteriores al 68”, como la Reforma Educativa de Echeverría, como también, gracias a los “intelectuales” de pacotilla, que hoy por hoy sólo saben medrar del presupuesto.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

US - US -