Zumby Pixel

Continúa el crecimiento de Estados Unidos

Por: Dr. Armando Rojano Uscanga
Donald Trump, presidente de los EU.

Publicado 28 julio 2018 el 28 de Julio de 2018

por

Donald trump ajusta sus estrategias con “asistencias”

La actividad económica de Estados Unidos se expandió a una tasa anualizada del 4,1% en el segundo trimestre, la más alta desde el tercero de 2014, cuando gobernaba Barack Obama. Es el ritmo más alto en casi cuatro años, pero se duda que pueda sostenerse por encima del 3%, como promete el presidente Donald Trump, o se modere a un nivel más próximo a su potencial, del 2,5%, ya que parte del impulso se atribuye a las exportaciones de soja en anticipación al arancel chino.

El repunte es sólido frente al 2,2% de los tres primeros meses del año y se conoce a solo tres meses de las elecciones legislativas. En los tres trimestres anteriores ya rondó el 3% que vislumbra el mandatario republicano y que necesita para generar los ingresos con los que costear las medidas de su plan económico, como la rebaja de impuestos. El mejor trimestre hasta ahora en la recuperación tras la crisis fue el tercero de 2014, cuando se creció un 4,9%.

El consumo privado, que representa dos terceras partes de la economía, se refuerza al crecer un 4% desde un anémico 0,9% en el arranque de 2018. Es un ritmo superior a la tendencia media del 2,6% de los últimos años y que el presidente puede atribuir a sus incentivos fiscales. Un mercado laboral en pleno empleo, el alza de los salarios, los recortes de impuestos y el repunte de la confianza dan sustento. La inversión empresarial lo hizo un 7,3%, se modera frente al 11% del primero.

La solidez del indicador está dentro del nivel de tolerancia de la Reserva Federal, que tiene previsto reunirse la próxima semana. Lo que se espera es que deje intactos los tipos de interés entre el 1,75% y el 2%, donde están desde junio tras siete incrementos desde diciembre de 2015. El sólido dato de crecimiento se publica coincidiendo con una actitud más agresiva de Trump en el ámbito del comercio. El alza de los costes por los aranceles y la apreciación del dólar están obligando a las grandes multinacionales a revisar a la baja sus proyecciones de negocio. Para mitigar los aranceles, Trump planea movilizar 12.000 millones de dólares en asistencia a corto plazo para ayudar a los agricultores a protegerse de los efectos del litigio comercial que viene. El precio de la soja, por ejemplo, se desplomó como consecuencia de las medidas de restricción comercial de China, el mayor cliente.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -