Zumby Pixel

Cómo entender la AMLOeconomía

Por: Dr. Armando Rojano Uscanga
Cómo entender la AMLOeconomía

Publicado 05 julio 2018 el 05 de Julio de 2018

por

“Nadie tiene derecho a lo superfluo, mientras alguien carezca de lo estricto”

Para entender la AMLOeconomía basta con releer “Asonancias” de Salvador Díaz Mirón (1853-1928): “Sabedlo, soberanos y vasallos,/ próceres y mendigos:/nadie tendrá derecho a lo superfluo/ mientras alguien carezca de lo estricto./Lo que llamamos caridad y ahora/es sólo un móvil íntimo,/ será en un porvenir lejano o próximo/ el resultado del deber escrito./ Y la Equidad se sentará en el trono/de que huya el Egoísmo,/ y a la ley del embudo, que hoy impera,/sucederá la ley del equilibrio.”

“Nadie tiene derecho a lo superfluo, mientras alguien carezca de lo estricto”, es lo menos que merecen quiénes han decidido vivir juntos en un mismo territorio, gobierno y bandera. Nunca tuvieron derecho alguno, quienes se apoderaron de la riqueza común, la nacional, y menos quiénes la entregaron a otros mexicanos para simular privatizaciones o peor aún, a extranjeros. Nunca debió despreciarse el trabajo humilde y honrado del mexicano, empezando por hablar de un “mínimo”, que resulta irrisorio y nos humilla ante el mundo entero, vendiéndonos la falsa idea de que atraeríamos inversiones.

“Lo que llamamos caridad”, como “Pronasol, “Prospera”, “Progresa y tantos eufemismos coyunturales, para simular dádivas reivindicatorias, “…será el resultado del deber escrito”, en los Planes de Desarrollo, que deberán ser parejos, pues no podemos seguir teniendo gobierno rico y pueblo pobre. La desigualdad, de la que poco se habla, por ominosa, hay que combatirla, pues hasta en los más fregados existe. Y sólo así: “a la ley del embudo, que hoy impera,/ sucederá la ley del equilibrio.”
En economía, la ciencia de la escasez, “el porvenir lejano o próximo” de Díaz Mirón, acaba poniendo las cosas en su lugar, como esperamos que sea ahora, si existe voluntad política de todos. Es la gran oportunidad, y tal vez la última, antes de un movimiento radical, que nadie quiere. En el próximo Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se notan buenas intenciones, como las notamos en otros presidentes que lo antecedieron, pero que, las circunstancias y el “Egoísmo” (también de Díaz Mirón y con mayúscula) no los dejaron. (Este artículo no está en clave, lo que pasa es que tenemos poco espacio).

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

- US -