Zumby Pixel

Vender avión presidencial es un mal negocio: especialistas

El precio actual es aproximadamente la mitad de su precio original.

Publicado 23 julio 2018 el 23 de Julio de 2018

por

De acuerdo con especialistas vender el avión presidencial y empezar a utilizar vuelos comerciales como lo propone el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador no conviene ni financiera ni operativamente.

La aeronave modelo Boeing 787-8 se adquirió en 2012 por 218.7 millones de dólares, equivalente a 2 mil 952 millones de pesos, con un tipo de cambio de 13.50 pesos por dólar.

Sin embargo el valor actual es menor, ya que el avión tiene 9 años de antigüedad, además hay que considerar una depreciación de entre el 5 y 8 por ciento, por lo que el valor actual pudiera ser de alrededor de 100 millones de dólares, aproximadamente la mitad de su precio original.

Además se tendría que considerar que el equipamiento que tiene la aeronave, resultaría inútil para una compañía comercial, que tendría que reconfigurar el avión, por lo que este perdería alrededor de un 30 por ciento de su costo.

El avión cuenta con apenas 80 asientos, contra los 274 que tiene una aronave comercial, cabinas especializadas, oficinas y salas privadas, estancias y dormitorios que requerirían una inversión de aproximadamente 10 y 15 millones de dólares de acuerdo a la compañía Ascend Flightglobal.

Por lo que Ascend considera que el gobierno mexicano debe conservar la operación de la aeronave durante los 15 años de arrendamiento con Boeing.

Recorte de sueldos afectaría a elementos de seguridad

Partidos asumen su debacle tras elecciones

Seguridad

Otro aspecto importante a considerar además de la evidente perdida económica, es la complicación que implica trasladar al presidente en vuelos comerciales.

Ya que Pablo Casas Lias, director del Instituto Nacional de Investigaciones Jurídico Aeronáuticas, dijo que utilizar aviones comerciales para trasladar a la figura presidencial no es logísticamente recomendable.

Ya que entorpecería el tráfico aéreo para dar prioridad al Presidente, además de que tendría que aumentar la distancia entre aeronaves para evitar riesgos de atentados desde otro avión.

Se perdería el control de quien da mantenimiento al avión, suponiendo un riesgo de sabotaje, sin mencionar el entrenamiento especializado que tienen los pilotos del Estado Mayor Presidencial.

Con información de El Universal.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -