Zumby Pixel

Berman charla con El Dictamen

La dramaturga y periodista Sabina Berman analiza en exclusiva para El Dictamen la actualidad del país y el futuro tras los resultados electorales recientes.
Sabina Berman

Publicado 11 julio 2018 el 11 de Julio de 2018

por

Por: Pilar Del Castillo

La escritora y dramaturga mexicana Sabina Berman, es una de las voces más escuchadas en nuestro país. Sus obras han alcanzado gran éxito desde hace más de 30 años y ha sido ganadora en dos ocasiones del Premio Nacional de Periodismo. Escribe catorcenalmente en la revista Proceso, a la vez que tiene una columna semanal de fábulas en el periódico El Universal. La escritora ha pasado gran parte de su carrera conduciendo programas televisivos y entrevistando a muchos de los actores políticos más importantes del México contemporáneo.

Berman está segura que la victoria de AMLO está relacionada con un anhelo de cambio: “Con un anhelo de un gobierno que, como dice Andrés Manuel: ‘no mienta, no robe y no traicione’. Si finalmente se prueba que eso es posible, yo creo que viene un cambio cultural”.

¿Eso significaría que las palabras del presidente Peña son ciertas? ¿La corrupción es algo cultural en nuestro país?

“México no tiene un periodo en su historia de pureza moral. No hay un voltear y decir ‘en esa época, nuestro gobierno no era corrupto’.

Empieza desde que México es mestizo, desde la época de la colonia. Los enviados por la corona española a México compraban sus puestos. Y se sobreentendía que tenían derecho a hacer negocios desde el poder para resarcir el gasto. Tener una transformación hacia un México honesto, que dice la verdad, que no roba, debe empezar por el gobierno. Dio un salto cultural muy importante, es el gran anhelo de la sociedad, que López Obrador supo capturar y encarnar de una forma verosímil. Porque los otros dos candidatos, también prometieron acabar con la corrupción. Pero Ricardo Anaya no era verosímil porque tendía sobre él la sospecha de una operación por lavado de dinero. Y bueno, el doctor Meade fue el contador de la corrupción durante doce años, así que tampoco era creíble”.

¿Es lógico entonces esperar que un gobierno o un hombre por sí mismo cambie todo el entorno nacional?

No, no un hombre. Sino un hombre y un equipo que tendrá en sus manos los bártulos del poder. Y que implementará sistemas de control para evitar la corrupción y para que en caso de que se dé, sancionarla. Nunca hemos tenido un gobierno que haga eso, de una manera sistemática y mucho menos como su prioridad, lo que ha prometido López Obrador.

¿Es realmente posible?

¿Es posible? ¡Claro que es posible! Pero nos vamos a topar en la primera semana de gobierno, o el primer mes, con un caso de corrupción de gente de Morena, no cabe duda, sería lo natural. Los miembros del nuevo gobierno pensarán: ‘Uhmm, bueno ¿qué tanto es tantito’.

AMLO no tratará tema del muro en reunión con el secretario de Estado de EE.UU.

Premian a transgénero veracruzana en Nueva York

No va del todo cierto, de hecho, en el equipo de Morena, hay personas que tienen sospechas de corrupción. También hay que reconocer que no son los que integran el gabinete. Y todo el resto es que, esos que están en el gabinete reaccionen de inmediato y de manera fulminante; sin transacción ninguna, delaten la corrupción y la sancionen. Amén de que se han impuesto la tarea de revisar los contratos de la reforma energética, por lo menos ¿no? del pasado inmediato. (…) el quid del asunto es: ¿dónde está oculta la corrupción?”.

¿Qué sucedería, socialmente hablando, si al terminar su sexenio no se llegaran a realizar las propuestas de campaña de Andrés Manuel?

“De aquí a 6 años es mucho tiempo, pueden suceder muchas cosas. Pero se puede vaticinar que sería una decepción profundísima, un desencanto profundísimo. Uno de cada dos mexicanos votó por esa promesa. Que no se cumpliera esa promesa que el mismo presidente virtual colocó como la principal, repitió, él ha prometido varias cosas pero esto es lo central. Si no se cumple, sería una decepción profundísima en un país donde ya la gobernabilidad es precaria, donde lo ilegal -en la tercera parte de la república- ya es la norma; creo que sería un derrumbe de la gobernabilidad, serían tiempos muy, muy negros y no sólo a nivel anímico, sino a nivel de hechos, sería un desbordamiento del crimen”.

¿Qué papel tendrá la mujer en la reconstrucción del tejido social del país?

“Bueno, son la mitad del gabinete. Esto, como todo mundo sabe, es inédito. Son la mitad del congreso y son la mitad del gabinete de Claudia Sheinbaum en la Ciudad de México. Esto pone a México en la vanguardia en cuanto a paridad en el mundo. ¿Qué esperamos de esto? Esto sólo tiene sentido si las mujeres que tendrán poder lo utilizan con una perspectiva de género. Que, en ese caso, habrán leyes mejores y nuevas para proteger y dar derechos a esa mitad de la población: las mujeres. Vivimos en un país donde hay 7 feminicidios al día y eso se puede parar desde el gobierno, se debe de parar. Estamos en un país que todavía no acepta completamente que las mujeres tenemos derecho a decidir sobre nuestra maternidad, es bárbaro eso. Estamos en un país donde las penas para el acoso sexual y para la violación, no sólo son leves, sino que están vista del lado del agresor. La mujer violada o acosada es todavía la que tiene que probar algo y debe haberse resistido, de otra manera su agresor no es castigado, eso también será un cambio cultural muy importante si las mujeres que están en el poder articulan políticas públicas con perspectiva de género. (…) yo tengo confianza en que lo harán de otro modo porque conozco a algunas de las mujeres que están ahí y son feministas, preparadas para ejercer poder con una perspectiva de género”.

Mucho se decía que, al estar en coalición con el PES, Morena adoptaría esa agenda tan conservadora…

“Para nada, además, yo entrevisté al presidente del PES (Hugo Enric Flores) y él me aseveró que tenían el compromiso de no llevar la agenda en contra del aborto y en contra de los matrimonios gay al congreso. Y muy probablemente no la lleven, porque el PES está debilitado, como partido está en duda su mera existencia, no lo veo emprendiendo esta lucha contra la mayoría del congreso, para conseguir algo que además no conseguiría”.

¿Cuál cree que sería el papel de la literatura y la expresión por medio del arte en general, de los medios, dentro de una reconstrucción viable del tejido social mexicano?

“Si las cosas van bien, si la promesa central del gobierno de Andrés Manuel es cumplida, el lenguaje en México va a cambiar. Tendemos a generar un lenguaje público cínico, escuchamos a los que aparecen en los medios masivos casi como si nos cerraran un ojo, dicen algo pero realmente están queriendo decir otra cosa, hablan del país pero omiten el tema del 50% de la población. Por ejemplo, la pobreza o el teman de las mujeres. Supongo que va a haber un enderezamiento del lenguaje y vamos a empezar, no que algunos la ejerzamos ya, por propia disciplina, una visión de decir la verdad completa, pero creo que se va a generalizar. Y la palabra va a volver a valer”.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -