Zumby Pixel

El hombre más solitario del mundo

Con 50 años de edad, el hombre, que vive en una zona remota del Amazonia, podría ser el único sobreviviente de su etnia
Foto: Agencias

Publicado 15 julio 2018 el 15 de Julio de 2018

por

Cada vez menores en número ante un planeta que cada vez luce más pequeño debido  la sobrepoblación,  aún existen en la actualidad algunas personas y grupos indígenas que viven aisladas del resto del mundo. Entre este grupo destaca un hombre, considerado el más solitario aún con vida.

Nadie sabe su nombre, ni el idioma que habla, si es que tiene uno. Se encuentra aislado en la profundidad de la Amazonia brasileña, en el territorio indígena Tanaru y se cree que es el último sobreviviente de un grupo ya sea asesinado por pistoleros y ganaderos o muerto por enfermedades en algún contacto con gente del exterior.

Es conocido como “el hombre del agujero” debido a su estilo de vida. Con 50 años de edad, acostumbra cavar grandes agujeros en la selva, que le han servido tanto para cazar animales como para esconderse. De su apariencia y existencia solo se sabe debido a una foto tomada hace tiempo por la organización FUNAI.

Aguacates gigantes conquistan Australia (VIDEO)

Empresa de EE.UU. presenta un nuevo vehículo volador “seguro y asequible” (VIDEO)

Su caso es especial pero no el único. De acuerdo con Sarah Shenker, investigadora de Survival, actualmente hay varios grupos de entre 10 y 50 miembros cuyo único deseo es que dejen en paz sus tierras y les permitan vivir su soledad.

“Hablamos de más de un centenar de pueblos alrededor del mundo que no tienen contacto regular ni pacífico con la sociedad dominante. Se encuentran principalmente en la Amazonia, en el Chaco de Paraguay, en las islas Andamán de la India y en Papúa occidental”, explicó.

Añadió que actualmente son la última barrera contra la deforestación de distintas zonas del mundo y han desarrollado sus propias formas de subsistir, las cuales les permiten vivir sin necesidad de entrar en contacto con el mundo exterior.

Del hombre del pozo se le conoce una vivienda, la cual daba muestra de su estilo de vida. En su interior había puntas de flecha, calabazas donde almacenaba agua, nueces secas y una antorcha. En su huerto, verduras, mandioca y maíz.

“Si te acercas demasiado, disparará una flecha como advertencia”, añadió la investigadora.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -