Zumby Pixel

El Día ‘D’, cuando la reina no esté

A sus 92 años, Isabel II aún realiza sus deberes reales, pero eso no calma las especulaciones sobre su salud y los preparativos póstumos
Foto: Agencias

Publicado 15 julio 2018 el 15 de Julio de 2018

por

Isabel II es la actual monarca de Reino Unido, tiene 92 años, y su estado de salud comienza a ser motivo de rumores. ¿La razón?, no acudió el pasado lunes al bautizo del príncipe Luis y días antes canceló su asistencia a un evento religioso por sentirse indispuesta.

De inmediato, el Palacio de Buckingham salió a tratar de atajar los comentarios: “la decisión no se debe a motivos de salud”, dijeron, sino que fue acordada con los duques de Cambridge y padres del festejado, Guillermo y Catalina.

Pero los rumores crecieron porque se tiene el antecedente de que hace un par de semanas el número dos del gabinete del gobierno, David Lidington, presidió una reunión con miembros del Ejecutivo en la que abordó el plan a seguir en caso de la muerte de la monarca, aseguró el periódico The Sunday Times.

Añadió que el encuentro no estuvo motivado por “preocupaciones específicas” sobre la salud de la reina, a pesar de que ocurrió la misma semana en la que canceló su asistencia al servicio religioso en la catedral de San Pablo por sentirse indispuesta.

Según The Sunday Times, se habló sobre el momento en el que la premier Theresa May se dirigiría a los británicos tras la muerte de la soberana y se estableció que se declararían diez días de luto nacional.

Pero ¿qué más pasará cuando la reina muera?

El diario The Guardian reveló hace unos días los detalles del plan que se suponía era el secreto mejor guardado del gobierno: el London Bridge, que se trata del complejo procedimiento que deberán seguir las autoridades británicas, la diplomacia, la familia real, la BBC y las fuerzas armadas cuando la reina muera.

El informe fue dado a conocer justo al día siguiente del bautizo de Luis, sí, al que no asistió la monarca.

El periódico asegura que la respuesta del país será “monumental” incluso si se compara con la muerte de la princesa Diana, en 1997.

“London Bridge is down” (el puente de Londres cayó). Con estas palabras, a través de una línea telefónica privada, el primer ministro (Theresa May) será avisado del deceso. El encargado de hacer la llamada será el secretario privado de la reina (sir Christopher Geidt).

Poco después, desde el Centro de Respuesta Global del Ministerio de Exteriores, comenzarán las comunicaciones a los 15 gobiernos en los que Isabel II es jefe de Estado y de los otros 36 países del Commonwealth.

Aguacates gigantes conquistan Australia (VIDEO)

Empresa de EE.UU. presenta un nuevo vehículo volador “seguro y asequible” (VIDEO)

Luego, detalla el diario, por otro canal seguro, será avisada la BBC (el servicio público de radio y televisión británico), que desde 1930 activó un “Radio Alert Transmission System” (Sistema de Transmisión de Alertas de Radio), que prevé las modalidades del anuncio a los súbditos británicos.

De inmediato, un sirviente de la monarca colocará en el portón del Palacio de Buckingham un aviso luctuoso, que también será reproducido en el portal de la realeza.

Además, todas las transmisiones serán interrumpidas con la frase: “This is BBC from London” (Esta es la BBC desde Londres): todos los británicos sabrán entonces que algo grave sucedió.

También, las radios comerciales serán avisadas a través de una señal especial. En su consola de control se encenderá una luz azul que indicará que deberán pasar la transmisión a las noticias. La orden será poner, durante la espera, música “inofensiva”.

El plan explica que incluso algunos medios como Sky News y el Independent Television News ya ensayan simulacros en los que la reina es llamada “Mrs. Robinson”.

The Guardian reveló que London Bridge contempla distintos escenarios, según el lugar en el que se encuentre la reina. Si está en Escocia, su cuerpo sería trasladado a Londres en tren.

Si, en cambio, ocurre en el extranjero, su cuerpo volvería a bordo del Royal Flight, el avión BAe 146 de la Real Fuerza Aérea Británica.

Está previsto que miles de personas la esperen cerca de las vías para homenajearla durante el paso del convoy.

El día de su muerte será llamado día “D”, los siguientes, “D1”, “D2”, “D3”… hasta llegar al “D9”, fecha del funeral, que dará inicio a las 11 de la mañana, hora local, en la Abadía de Westminster, con dos mil invitados elegidos entre la realeza y jefes de Estado.

Luego, el féretro recorrerá los 40 kilómetros hasta el castillo de Windsor, donde será sepultada.

Sería la primera vez desde 1760 que un rey británico tendrá la ceremonia fúnebre en ese lugar.

Pero el Ejecutivo británico insiste: no hay de qué alarmarse, el estado de salud de la reina es bueno y el plan London Bridge está en “permanente” actualización.

LA MONARCA MÁS LONGEVA

Isabel II es la reina que más tiempo —hasta ahora 65 años— ha durado en el trono en la historia británica. Ha visto pasar 12 primeros ministros de su país, 13 presidentes de EU y seis pontífices. También la recuperación europea tras la Segunda Guerra Mundial, la caída del Imperio Británico, pasando por la revolución de los años 60, la caída del muro de Berlín, guerras de Oriente Medio, entre otros momentos que marcaron la historia mundial.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -