Zumby Pixel

Zapatos sostenibles hechos con Piña

Cuero vegetal que vino a suplantar al cuero ordinario y así evitar millones de muertes anuales de animales.
Imagen: Redes Sociales

Publicado 08 julio 2018 el 08 de Julio de 2018

por

Giselle Avila / El Dictamen

Según la organización “Personas por el Trato Ético de los Animales” (PETA, por sus siglas en inglés), encargada de proteger los derechos de los animales alrededor del mundo, cada año millones de animales son matados por la industria de la vestimenta y calzado. La mayoría del cuero resultante proviene de países en vías de desarrollo como India y China, donde a los animales rutinariamente les cortan los cuellos y les arrancan la piel mientras están aún conscientes.

Además de la nombrada crueldad aplicada en las diferentes especies, la contaminación resultante de este suceso es sorprendente, ya que la curtiduría, (referente al proceso químico mediante el cual se convierten los pellejos de animales en cuero) utiliza multitud de sustancias químicas muy tóxicas para el ambiente, como  sulfato de cromo, plomo, zinc, formaldehido, grasas, alcohol, bicarbonato sódico, tintes, etc. Sin mencionar la cantidad descomunal de energía que se produce en el transcurso de su elaboración.

Es por ello que se creó una alternativa ecológica y  vegetal del cuero. Esto es un innovador cuero hecho de los residuos de las fibras de hoja de piña que se producen en la cosecha. La creación de la ahora nombrada Piñatex, se le atribuye a Carmen Hijosa, ex consultora en la industria de artículos de cuero en Filipinas, que utilizó ingeniosamente las fibras de los residuos de la piña para su elaboración y los procesó como una tela ordinaria, dándose cuenta de esta manera que era totalmente posible.

Crean en la UNAM sanitario seco ahorrador de agua

Veracruz cuenta con el acuario más grande de México

El textil resultante de este proceso, se utiliza para crear variedad de espesores, incluso algunas muy similares el cuero. En proporción, se requieren las hojas de aproximadamente 16 piñas para producir un metro cuadrado de tela y se necesita menos del 80% de agua del que se requiere para el procesamiento del cuero animal. En términos económicos, es denominado como una producción baja en costos ya que no se requiere terreno adicional de cultivo, además que el subproducto que deriva de la producción de Piñatex es una biomasa que se puede convertir en fertilizante, lo cual contribuye al ahorro del mismo en el proceso de cultivo habitual.

Además de todos los beneficios que atrae la Piñatex, también tiene la gran ventaja de darle uso de composta. Al finalizar el tiempo de uso de los productos que son hechos con este cuero, se puede distribuir en cualquier jardín y permitir usarlo como alimento de las tierras.

La empresa mexicana Lahay, son fabricantes de calzado y chamarras de este ingenioso material totalmente natural y que en conjunto contribuye a la moda sostenible del país. Para su elaboración emplean a artesanos locales para fabricar todo el calzado con sus manos. Actualmente, comercializan sus productos por medio de su página de internet e invitan constantemente a todos sus clientes a concientizar a la población sobre el impacto ambiental e inhumano que ocasionan los productos hechos con cuero animal.

Síguenos en  Facebook/Girando en Verde.

US - US -