Zumby Pixel

Matan a oso polar que iban a ver turistas en crucero

Aunque se argumentó defensa, en las redes la actuación de los empleados fue severamente criticada.
Foto: picture alliance

Publicado 30 julio 2018 el 30 de Julio de 2018

por

El oso polar es el mamífero carnívoro terrestre más grande del mundo. Debido a su gran tamaño no tiene enemigos naturales, siendo sinceros, su único ‘rival’ es la especie humana.

Esto recientemente se comprobó cuando un empleado de seguridad de la compañía de cruceros Hapag-Lloys Cruises mató a tiros a un majestuoso oso  luego de que el mamífero atacara a un colega suyo en el archipiélago noruego de Svallbard, ubicado en el Ártico.

Según Ole Jakob Malmo, comisario de la policía local de Svalbard, el animal había atacado a un miembro del organizador de cruceros de Hapag-Lloyd Cruises el sábado 28 de julio en Spitzbergen, lesionándolo en la cabeza. De acuerdo a Hapag-Lloyd Cruises, la muerte del animal salvaje, fue consecuencia de un “acto de autodefensa”.

El hombre herido fue trasladado en helicóptero a Longyearbyen, la capital del archipiélago, y de allí a Tromso en la parte continental. El hospital local describió la condición del hombre de 40 años como “estable” y “fuera de peligro”.

Murió Koko, la gorila que sabía lenguaje de señas

Orangután lucha hasta el final contra una excavadora para defender su hogar (VIDEO)

Piden cancelación de permisos a cruceros

Hapag-Lloyd Cruises explicó que el permiso para desembarcar en Spitzbergen había sido proporcionado por las autoridades locales. Ciudadanos críticos de la acción piden en Twitter la cancelación de todos los permisos a cruceros para viajeros que solo buscan acercarse a osos polares.

En Svalbard, los osos polares viven en la naturaleza. A unos mil kilómetros del Polo Norte, el archipiélago del doble de Bélgica cuenta, según un censo de 2015, alrededor de mil osos polares. Estos han estado bajo protección desde 1973.

En las últimas cuatro décadas, se han registrado cinco ataques fatales por osos polares en Svalbard. El último ataque de ese tipo ocurrió en 2011, cuando un oso mató a un británico de 17 años y  a cuatro miembros más de una expedición antes de matado a tiros.

“Pagar por ir a acercársele a osos polares, pero cuando son los osos los que se les acercan, los matan”, decía crítico en Twitter.

Fuente: DW

Síguenos en  Facebook/Girando en Verde.

 

- US -