Zumby Pixel

Cultivo de ranas, acuacultura sustentables

La rana viva normalmente se utiliza para exportación a Estados Unidos porque hay una demanda muy fuerte
Foto: Luis Zavaleta

Publicado 21 julio 2018 el 21 de Julio de 2018

por

Criadores de ranas en Zitácuaro, Michoacán, se han puesto el objetivo de que el cultivo de esta especia contemple métodos sustentables de acuacultura rural, con lo que pudieran competir en mercado con productos de calidad.

“El bienestar animal depende de cuánto quieres ganar, aquí manejamos unas densidades bajas primero por eso, y segundo porque estamos empezando”, declaró Manuel Sarmiento, biólogo y productor.

En México, el mercado de rana más conocido es el de las ancas, el cual surte principalmente al sector gastronómico, al igual que el mercado de canal que distribuye las ranas sin cabeza y sin vísceras, pero también existe el mercado de la rana viva.

“La rana viva normalmente se utiliza para exportación a Estados Unidos porque hay una demanda muy fuerte de ranas para las high school, para las disecciones en las escuelas”, expuso.

Sin embargo el productor explico, que por la forma sustentable cultivar las ranas no podrían satisfacer un mercado masivo, no obstante tampoco se encuentran encasillados a un mercado diferenciado.

Especies en peligro de extinción en México

Veracruzano limpia las playas

El productor indicó que mientras en granjas industriales, como las de Brasil, manejan 100 ranas por metro cuadrado, en su granja de Zitácuaro sólo tienen de 25 a 30 animales en la misma superficie.

En estos espacios de cultivo se realiza todo el proceso completo de reproducción, incluyendo el desove, también pasan aquí alrededor de 7 mese los renacuajos antes de convertirse en ranas.

“Cuando hay un cambio en el ambiente inicia la metamorfosis le empiezan a salir las patas de atrás, le empiezan a salir las patas de adelante, se le absorbe la cola y se convierte en ranita, y la ranita se convierte en completamente carnívora”, comentó el biólogo.

La producción de la rana tarda hasta un año desde el desove hasta que alcanza su tamaño comercial de unos 350 gramos; ya en el mercado, el kilogramo de anca cuesta 300 pesos y en restaurantes los platillos también, se venden en aproximadamente 300 pesos.

Síguenos en  Facebook/Girando en Verde.

- US -