La FIFA indicó que un jugador rompió las reglas de marketing de la Copa del Mundo durante la derrota de Suecia en los Cuartos de Final.