Zumby Pixel

Viven calvarios en hospitales

Acudir a un hospital no resulta ser la experiencia más placentera de todas
Viven calvarios en hospitales

Publicado 12 julio 2018 el 12 de Julio de 2018

por

Por: Luis Zavaleta

Una mujer duerme sobre un par de cartones mientras abraza sus pertenencias a la entrada de un hospital en tanto espera a recibir información acerca de un familiar que se encuentra internado, así como ella muchos pasan por diversas dificultades en los nosocomios de Veracruz.

Los reclamos no se hacen esperar desde el primer momento en que un paciente llega al hospital, largas filas, falta de medicamentos, retraso en los estudios y hasta la mala atención suelen ser los más comunes.

En los hospitales estatales las condiciones son difíciles, pues el desabasto de materiales y medicamentos complica la labor de los médicos, pese a los esfuerzos del gobernador por afirmar que no existe un desabasto.

En el Hospital de Alta Especialidad de Veracruz, uno de los más concurridos y que más recibe pacientes de toda la región, las quejas por parte de los usuarios son más que en la unidad Ruiz Cortines.

A la vista resulta evidente el problema que tiene la entrada principal, a la que se puede acceder a través de una escalera de un piso de altura, el primer desafío que tienen que afrontar los pacientes de edad avanzada y los que tienen problemas para caminar.

La otra forma de acceso, es la rampa para vehículos, la cual tampoco les facilita el acceso a personas discapacitadas ni de la tercera edad.

Ejemplo es la señora Bernarda, quien resbaló frente al hospital debido a una lesión pasada en el tobillo, lo que inmediatamente se volvió una situación complicada, pues su condición le complicó subir las escaleras y por parte del hospital no se contó con una silla de ruedas para ayudarla, por lo que su andar se vio gravemente afectado.

Sobresaturados los hospitales de Veracruz

Reconocerán abogados a la Lic. Bertha Ahued Malpica

También es evidente el alto número de pacientes que este nosocomio recibe, pues los familiares esperan afuera, ya que el hospital no cuenta con un área de espera, por lo que aquellos que deben esperar más de un día para saber de sus familiares duermen sobre cartones.

La escena resulta muy difícil, madres con niños, adultos mayores, a la espera de que sus familiares se curen, acostados en las escaleras sólo con la esperanza de que su espera acabe pronto.

El espacio lo comparten con algunos gatos que deambulan por la zona, al igual que con algunas personas en situación de calle que aprovechan el número de personas para descansar en un lugar seguro.

Al interior del complejo las condiciones son igual de complicadas, el aire acondicionado no se da abasto para todas las áreas, por lo que algunas dependen del aire que circula en el exterior.

Los pacientes que requieren rayos x, pueden optar por esperar a que el hospital se las proporcione, lo que no siempre ocurre, o seguir el ejemplo de aquellos que prefieren realizarlas en el laboratorio particular que está enfrente.

“Dice el doctor que no hay placas y voy a ver cuánto cuestan aquí enfrente, porque aunque me cueste, prefiero eso a que esté viniendo y me digan lo mismo, además no tengo tiempo”, comentó una mujer que salía del hospital.

El precio es alto, pero el tiempo es mucho menor y el beneficio es mayor, ya que con los estudios en mano, los pacientes pueden avanzar más en sus diagnósticos y tratamientos.

Estudiantes que realizan sus prácticas al interior del nosocomio afirman que sólo una de las tres salas de rayos x funciona y que ésta se limita al número de placas programadas por día. Por lo que su labor se complica cuando los pacientes reclaman sus derechos.

Acudir a un hospital no resulta ser la experiencia más placentera de todas, mucho menos al saber que las instituciones no cuentan con los materiales necesarios, lo que aplaza cirugías, estudios y tratamientos.

Sin embargo los médicos realizan todo lo que está a su alcance, ya que la falta de materiales también resulta complicada, dejándolos con las manos atadas para realizar su labor.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -