Zumby Pixel

En el olvido fauna del zoológico de Veracruz (FOTOS)

El Parque "Miguel Ángel de Quevedo" luce solitario; los animales pasan las horas en una monotonía brutal. Los visitantes brillan por su ausencia
Un mono araña permanece en el piso, ya que el calor y la falta de sombra generan condiciones que no son óptimas. Foto: Alina Krauss

Publicado 05 julio 2018 el 05 de Julio de 2018

por

Por: Luis Zavaleta 

El Parque Zoológico y Botánico “Miguel Ángel de Quevedo” es un paraje abandonado en el corazón de Veracruz, sus instalaciones lucen deterioradas y solas. Requieren de la intervención inmediata de las autoridades.

En el corazón de Veracruz yace el pulmón más grande de la ciudad, pero de poco le sirve ya que casi no tiene visitantes y algunos de los animales que ahí viven lucen desnutridos y en algunos casos enfermos.

Foto: Alina Krauss

Este paraje se encuentra prácticamente vacío y el único contacto humano que tienen los animales, es con el personal que los cuida y los atiende, aunque sus esfuerzos no parecen ser suficientes, pues al interior de cada jaula se pueden observar montones de heces que despiden un aroma putrefacto, en el cual viven los animales.

Los estanques de los cocodrilos tienen un color verde y del agua emana un aroma a descomposición mientras que las de los dos grandes felinos que viven ahí, no tienen agua a pesar del intenso jadeo de los animales, signo de su necesidad del vital líquido.

Foto: Alina Krauss

Las jaulas de las aves son pequeñas y no permiten que los animales alados tengan mucha movilidad, además, los techos de los recintos están cubiertos por las ramas caídas de los árboles, lo que daña las jaulas y quita visibilidad.

Veracruz cuenta con el acuario más grande de México

Acuario de Veracruz entregará seis pingüinos a acuarios del país

Los venados, que se han multiplicado con éxito, lucen desnutridos, se puede notar la silueta de sus huesos. Sacan sus cabezas a través de las rejas e intentan obtener un poco del follaje que se encuentra junto a su jaula.

Una de las tantas jaulas vacías, se encuentra en deterioro por la falta de mantenimiento. Foto: Alina Krauss

La laguna que se encuentra dentro del recinto, funciona como un criadero de mosquitos que ponen en riesgo la salud, tanto de animales, como del personal y los pocos visitantes. La pequeña tirolesa que la atravesaba ya no se puede usar, sus cables están oxidados y su camino ha sido intervenido por la vegetación.

Además las pocas lluvias que puedan presentarse, son suficientes para causar estragos e inundar la pequeña explanada ubicada en la entrada del parque, bloqueando el paso de los transeúntes.

Los monos araña lucen tristes ante la falta de actividad. Foto: Alina Krauss

Pero en algún momento este parque tuvo grandes atractivos como una tirolesa, área de picnic, un trenecito donde chicos y grandes recorrían el zoológico, lanchas en la laguna, alberca, grupos de scouts y hasta un herpetario.

Hoy sólo queda en operación la alberca que pocas veces visitan algunos interesados de la natación, un par de puestos de golosinas y el recuerdo de lo que un día fue uno de los atractivos turísticos más importantes del estado.

 Uno de los cocodrilos vive en un estanque en el que no hay agua. Foto: Alina Krauss

El dromedario se acerca a comer a las mallas que están muy desgastadas. Foto: Alina Krauss

El puente que conecta las jaulas de los venados tiene tablas viejas y estropeadas. Foto: Alina Krauss

Los venados intentan sacar sus cabezas a través de la malla desvencijada. Foto: Alina Krauss

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

 

US - US -