Zumby Pixel

Expresiones Veracruzanas

Edwin Uriel Uscanga Garate: Profesor de danza y artes

Publicado 03 junio 2018 el 03 de Junio de 2018

por

Edwin Uriel Uscanga Garate: Profesor de danza y artes

Recientemente se graduó como Bailarín y Profesor de Danza, de la Escuela Nacional de Danza de Cuba.

Por: Mario E. Durán/El Dictamen

Edwin Uriel Uscanga Garate es director, creador y fundador del Festival Internacional de Artes en Espacios Alternativos FIA. Creando proyectos culturales, festivales, presentaciones, conciertos y otras de las diferentes manifestaciones artísticas cabe resaltar que dicho festival es la única institución mexicana en convenio cultural con el Centro Nacional de Escuelas de Arte de Cuba. También bailarín de la compañía medula, el joven ha participado en varias obras como ejecutante, teniendo la oportunidad de trabajar con bailarines de E.U.A., Cuba, Ecuador, México y Uruguay, entre otros; es también coreógrafo independiente y entre sus obras se encuentran “Cronos”, “La niña del vestido rojo” (con la que obtuvo su primer premio como coreógrafo) y su más reconocida obra “La rosa azul”, con la que logró dos premios de mucha importancia en la danza cubana, ganando a varios coreógrafos con años de experiencia. Ha impartido en cursos de danza en diversos eventos culturales, escuelas y universidades de Cuba y México.

Con un amplio currículum y experiencias profesionales, al cuestionar a Edwin Uriel sobre su gusto por la danza, es algo que considera inexplicable: “Lo que si te puedo decir es que desde pequeño tengo la devoción por la danza. Aún recuerdo mucho los eventos en preescolar y primaria, donde me tocaba bailar por días festivos y mi felicidad era enorme por ello. El decidir dedicarme a la danza de manera profesional fue algo a lo que la vida me llevó y me he mantenido para cumplir mis deseos y que estos sean firmes… No es ningún secreto decir que empecé tarde en el mundo de la danza y que el camino para mi mí ha sido muy difícil, en especial porque no nací con las condiciones físicas que se piden para ser un bailarín, actualmente más que condiciones, se pide alma y entrega”.

Sin duda lograr nuestras metas requiere de mucho empeño y dedicación, y para ejemplo se encuentra este joven que con el paso de los años ha realizado diversas actividades importantes: “Creo que soy un ejemplo de que cuando se desea se logra, obvio con la dedicación y paciencia que esto lleva. Y bueno, lo avalo por el hecho de que he logrado graduarme de la Escuela Nacional de Danza de Cuba, que es una de las más exigentes del mundo. Y afirmo que me gradué cumpliendo los objetivos que la escuela pide y estando a la altura de mis compañeros y muchos bailarines cubanos. No con esto dejo de decir que el nivel y la exigencia para mi sigue siendo alto y que aún hay muchos elementos que tengo que mejorar”.

La carrera de la que se graduó es la de Bailarín y Profesor de Danza, que en Cuba es de cuatro años: “Opté por mi último año, que es de prácticas profesionales, hacerlo en la provincia oriental de Cuba, Guantánamo, un lugar con encanto cultural, donde está una de las compañías profesionales de Cuba que en lo personal no le pide nada a ninguna otra y con la cual me siento identificado “médula” donde tuve la oportunidad de trabajar hombro a hombro con bailarines de primer nivel; el coreógrafo internacional y director de la compañía, Yoel González, fue el coreógrafo y tutor de mi obra con la que defendería mi trabajo final de graduación, en la que desee decir con mi cuerpo lo que nunca diría con palabras, un claro ejemplo de los secretos que todos tenemos y que no se los diríamos a nadie.

El resultado de este trabajo final fue por determinación y unanimidad del jurado, decidiendo que habiendo vencido todos los objetivos a evaluar, logró alcanzar el nivel técnico requerido y una excelente interpretación, obteniendo la perfecta comunicación con el público, lo que le permitió la calificación máxima de 100 puntos, por lo que sin duda ha dejado en alto al país y en especial a Veracruz.

“No me queda más que agradecer a todos los involucrados en mi carrera, a las instituciones que me apoyaron durante este proceso, a la Escuela Nacional de Danza de Cuba, a la Escuela Profesional de Danza de Guantánamo, a sus maestros, a mi tutor y amigo Yoel González Rodríguez y a mis familiares y amigos que me acompañaron”.

- US -