Zumby Pixel

¿Es en realidad un Peligro?

Por: Irene Ortega Valdivia 
Andrés Manuel López Obrador

Publicado 14 junio 2018 el 14 de Junio de 2018

por

Después de verlo, leer y escuchar cada una de sus palabras, nos asaltan muchas preguntas alrededor de la personalidad del señor López Obrador; así que analizando cada una de ellas cobijadas con su actitud bien calculada para exaltar pasiones, se llega a la conclusión que la carencia de ciertos conocimientos básicos en la incursión política los ha substituido con estrategias como el tratar de ser perfeccionista otorgándose un mérito que no ha logrado; y lo peor, sigue luchando por encima de sus posibilidades; y eso, agota; algo notorio en algunas de sus apariciones.

Dentro de sus incapacidades ha logrado la conexión emocional que sólo un líder populista puede lograr; ya que según sus propias palabras dichas ayer y hoy … nada ni nadie logrará sacarme de la contienda y llegar a la presidencia… aseveración que llena de inquietud aún hasta los que los barbean para disimular su repudio. Pero es en realidad un peligro?

Lo que si puede decirse es que el ambiente de frustración y dudas que se está viviendo en nuestro país le está favoreciendo sus planes bien trazados para llegar sin competencia al poder absoluto sin ningún remordimiento. Y esto es precisamente lo que origina que al electorado le preocupe si éste hombre está capacitado para resolver en buena lid los problemas económicos que tienen preocupados a todos.

Por otro lado y para su propio beneficio, la gente está harta de un régimen autoritario y corrupto que empobreció a la gente con sonadas crisis económicas, deseando a como de lugar la imperiosa necesidad de un cambio; y esto más que todos los motivos existentes, están siendo el acicate de seguir adelante, aunque se duda que llegare a ser el presidente que ponga en la balanza equilibrada el orden de éste país.

Sin embargo, la viveza que lo caracteriza le hace llevar como su mejor aliado aquello de el que domina su cólera, domina a su peor enemigo y que los cambios suscitados no surtieron efecto positivo y si la decepción resultante, siendo el motivo más poderoso que lo animó a dar este paso y llegar decisivo a donde pretende, tratando de proyectar una imagen fuerte ante los cientos de votantes que habrán el 1o. de Julio.

Y aunque todos los candidatos finalmente están de cierta manera imitando el manejo de las emociones que López Obrador hizo suyas para influenciar e impulsar el voto, ha sido un poco tardío, porque durante las campañas sus propuestas de fondo brillaron por su ausencia omitiendo el cómo se podría llevar a cabo lo que buenamente estaban ofreciendo.

Conclusión y sin lugar a dudas, el manejo de las emociones que viene utilizando López Obrador a falta de su preparación académica, ha sido más efectiva, porque ha movido a los indecisos de manera positiva influenciando en el ánimo de esa grana mayoría por verle y escucharle, a sabiendas que el contacto visual de la gente y su retórica humilde, escasa y hasta torpe le han ganado buen puntaje en esta contienda. Y es esta estrategia la que ha sido el arma más positiva para mover multitudes.

Ojalá que en el último debate no haya calumnias, porque éstas son el arma del perdedor. Lo dijo Sócrates.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.

US - US -